PuroMarketing

Los médicos con más predisposición a necesitar información clínica son los que más los emplean

Los documentos y registros electrónicos de salud son ahora los más usados por los profesionales de la salud en Estados Unidos debido principalmente a la regulación del gobierno federal en esta materia. Mientras que estos profesionales han ido incorporando estos documentos inicialmente en sus ordenadores, ahora se están ajustándo al formato móvil. Por lo que las empresas de software sanitario se están adaptando al comportamiento de este colectivo de profesionales y para aportar más facilidades para su trabajo.

En una encuesta realizada en mayo de 2013 a especialistas de la salud en Estados Unidos concluye que el 86% había utilizado un smartphone para su trabajo en 2013, frente al 78% en el año anterior. Un poco más de la mitad había empleado una tablet en 2012, y menos de la mitad habían combinado para su trabajo el uso de un ordenador, tablet y smartphone.

La necesidad de información de este colectivo de profesionales sanitarios ha impulsado la adopción de los dispositivos móviles como herramientas de trabajo, ya que necesitan los máximos recursos a su alcance y a su vez se han convertido en útil muy valioso. Los médicos con más predisposición a necesitar información clínica, con especialidades que se reciclan constantemente y se publica información nueva, declararon hacer el máximo uso posible de diferentes dispositivos. Es el caso de los oncólogos  (59%) son los que más tendencia tienen a combinar los tres dispositivos. Seguido de los cardiólogos (54%), médicos de atención primaria (48%), psiquiatras (48%), enfermeras (40%) y asistentes médicos (30%).

Los profesionales de la salud que emplean los ordenadores y tablets, lo hacen para administrar los documentos electrónicos, tomar notas o hacer recetas o preinscripciones electrónicas con más frecuencia. Los usuarios de smartphones muestran un comportamiento diferente, emplean más estos dispositivos para hacer búsquedas con fines profesionales.

Además, estos profesionales se benefician de otras herramientas digitales para su trabajo como es el uso de las redes sociales. En un estudio realizado por eBennett.org destacaba el verano pasado que en Estados Unidos ya 1.229 hospitales recurrían a las redes sociales como una herramienta de apoyo en su actividad laboral.

Para los médicos constituyen una fuente de información y es frecuentada por el 25% de los médicos varias veces al día según un informe de Journal of Medical Internet Research, además de ser una muy buena plataforma para difundir contenido. Son en este caso también los oncólogos los que más consultan sus perfiles sociales semanalmente (61%), mientras que el 46% publica contenido con periodicidad semanal, según recoge el Centro de estudios sobre el Cáncer de la Universidad de Johns Hopkins. Por lo que demuestra que los profesionales de la salud no sólo tratan de actualizarse en sus especialidades, sino que aprovechan al máximo las tecnologías digitales y plataformas sociales.