PuroMarketing

La adaptación de las cafeterías como oficinas virtuales está en auge

La crisis económica que sufre nuestro país está trayendo consigo numerosos cambios que a todos nos afectan. El mercado laboral es uno de los campos más afectados por esta difícil situación en la que España está inmersa actualmente. De todos es sabido que la situación laboral hoy en día está pasando uno de los peores momentos de la historia, donde el trabajador y las empresas, tienen que reinventarse, provocando así, un importante cambio laboral.

Esta evolución del trabajador, unida a la revolución social que vivimos, está transformando el mercado.  El teletrabajo, las nuevas fórmulas de negocio, el auge de los avances tecnológicos y redes sociales, además del aumento de iniciativas emprendedoras y la necesidad de interconexión internacional hacen que está nueva situación laboral sea cada vez más común. Tenemos que ser conscientes del mundo en el que vivimos y sacar provecho de los beneficios de la nueva era de trabajo 3.0.

NUEVAS TENDENCIAS EN EL MERCADO LABORAL, VISIÓN DE FUTURO

El teletrabajo, dinámica creada en EE.UU en 1994, sigue creciendo con respecto a años anteriores, ya que la necesidad de las empresas por reducir sus costos de mantenimiento de instalaciones y funcionales va en aumento. Según un informe  de IDC un 13,2 por ciento de las compañías españolas fomenta políticas de trabajo flexible. Es una cifra destacable si la comparamos con años anteriores, aunque todavía  estamos  muy por debajo de la utilización de este sistema en relación a Europa. En países como Reino Unido el uso del teletrabajo asciende al 95% y en  Alemania y Francia el dato es más un 30%. Esto se debe a las diferencias culturales y empresariales con nuestros países vecinos, así como una ausencia del marco legal.

Hay que destacar que cada vez más, no sólo las empresas quieren implantar el teletrabajo como modalidad, los empleados son mucho más conscientes de sus beneficios. Según el Libro Blanco del Teletrabajo en España 2012, el 57 % de los empleados quieren la implantación de este tipo de fórmulas. Por lo tanto, España desea esta transformación laboral y está preparada tecnológicamente para ello.

Según Fernando de Águeda, Director General de Arkadin España “Existe una amplísima cantidad de servicios de colaboración remota de audio, vídeo y web, que facilitan la rapidez en las comunicaciones. Cada vez más gente descubre los beneficios de estos sistemas de comunicación virtual,  debido a la situación que atraviesa nuestro país. Son fórmulas que facilitan esta nueva manera de trabajar que se adapta a los nuevos tiempos y beneficia a todos los actores implicados: empresa, empleado, autónomo y emprendedor”.

Los motivos por los que una empresa se plantea el teletrabajo son diversos: desde el deseo de no perder a sus empleados más eficientes, la intención de contratar a los perfiles  más válidos de la competencia, ahorrar en el alquiler de oficinas, permitir a sus trabajadores compatibilizar la vida laboral y la familiar, motivos ecológicos o la mejora en productividad.

No sólo las empresas son elementos clave en esta transformación,  los nuevos emprendedores cada vez son más numerosos en  España.  Perfiles laborales que se embarcan en nuevos proyectos por la necesidad de cambio o mejora en su vida laboral. Nuevos proyectos, nuevos trabajos y nuevos hábitos laborales, hacen que todo se reinvente. El teletrabajo ayuda a reducir costes, favoreciendo así la puesta en marcha de un nuevo proyecto que se quiera llevar a cabo. En 2012 se registraron casi 87.000 nuevos emprendedores según datos registrados por AXESOR

REVOLUCIÓN DE LAS E-OFICINAS: ¿LA CAFETERÍA COMO OFICINA VIRTUAL?

Gracias a los avances, soluciones, herramientas tecnológicas, computación en la nube y tecnologías móviles, los trabajadores no necesitan pasar todo su tiempo en la oficina para poder estar en contacto con las personas con las  necesitan interactuar y con la total disponibilidad de la información necesaria para realizar sus funciones.

Por todo ello, los estilos de trabajo están cambiando: consultores, teletrabajadores y otros empresarios autónomos, tienden a crear su oficina virtual en la cafetería del barrio o cafería de moda, transformando así, un espacio de trabajo profesional en un entorno social. Esta nueva tendencia convierte a las cafeterías en las nuevas "oficina de la esquina” para los empleados de vanguardia.

El café y el trabajo: Un Dúo Dinámico

Los cafés no sólo han sido lugares para una simple charla, se han utilizado también como zonas formales o informales de negocios. Siempre ha existido una fuerte relación entre café y trabajo, como la necesaria pausa del café, que se ha convertido en  parte integral de la jornada laboral global.

Más recientemente, la llegada de las estaciones de trabajo móviles, ha fortalecido la relación entre el dúo café y trabajo. Con el aumento de los empleados por cuenta propia y remota, cualquier cafetería adaptada y equipada con tomas de corriente y conexión Wifi, se puede convertir en una oficina virtual, situación cada vez común.

Un mercado laboral cambiante

Es un hecho que los empleados son ahora más independientes, más móviles y más conectados. De acuerdo con el Informe de Estadísticas de personas desempleadas en EE.UU, un promedio de 2.346 personas inician un nuevo negocio de una sola persona cada día. En España esta tendencia cada vez es mayor.

Teniendo en cuenta este aumento de iniciativa empresarial, así como el teletrabajo, la oficina en casa es ahora el paradigma empresarial del siglo 21.

La adaptación de las cafeterías como oficinas virtuales está en auge, debido también a los aspectos negativos del teletrabajo desde casa, como son el aislamiento de los empleados o la necesidad de diferenciar los espacios oficina y hogar.

En EE.UU la nueva tendencia coffe shop como oficina virtual  es cada vez más popular, siendo además, aceptada por las empresas. Los europeos todavía no estamos implantando este sistema de forma tan extendida, pero la presencia de cafeterías con acceso a internet y comodidades para el teletrabajo es mayor.

Wesley Verhoeve en su artículo ¿Por qué usted debe trabajar desde una cafetería, incluso cuando usted tiene una oficina?” afirma que cambiando periódicamente el lugar de trabajo se estimula la creatividad.

La rutina es el enemigo de la creatividad y la productividad. Además, la cafetería, con su entorno anónimo, puede reducir  la distracción de los compañeros de trabajo. Los trabajadores tienen la libertad de elegir si desean o no participar con la gente de su alrededor, no como en una oficina tradicional, donde esa interacción con los compañeros de trabajo es necesaria. Además de todo ello, las conversaciones del café tienen lugar en un entorno profesional estimulante donde los empleados pueden obtener nuevas perspectivas, que a su vez podría conducir a nuevas ideas para el trabajo.

Cada vez más, esta nueva tendencia forma parte del día a día del nuevo trabajador que se adapta a los nuevos tiempos y estilos de vida. Las cafeterías virtuales como e-oficinas están de moda.

El mercado laboral está cambiando y  empresas de colaboración remota como Arkadin, que promueven el uso de servicios de conferencias audio, vídeo y web, ocupan un lugar primordial en este sistema que, con el paso de los años y los avances tecnológicos, se acabará convirtiendo en el referente laboral del futuro.