PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Más de la mitad de los consumidores considera que en menos de 10 años los dispositivos móviles acabarán sustituyendo a la televisión como medio ideal para consumir contenido audiovisual, según recoge un nuevo estudio de Irdeto.

La televisión quedará relegada a un segundo plano a partir de 2022. Un pronóstico hecho por los propios consumidores (53%). Incluso el 31% de los encuestados por Irdeto se atreve a adelantar que dicho cambio en estas pautas de comportamiento, dando un plazo máximo de 5 años. 

La encuesta recoge interesantes datos sobre los gustos y preferencias actuales de los consumidores respecto al contenido audiovisual. Así, el 65% de los participantes afirma que prefiere el contenido en directo, bien sea a través de su televisor, o vía streaming, con su smartphone o tableta. 

Cabe destacar que el vídeo ocupa un puesto importante en la escala de los contenidos que consumen los usuarios. Los datos aportados por Oolaya en julio muestran que  durante el primer trimestre del año los usuarios consumen más contenido que nunca, utilizando para ello una mayor diversidad de dispositivos, entre los que destacan smartphones y tabletas. Estos dispositivos constituyen un 10% del consumo global de vídeo, un crecimiento espectacular, que ha duplicado ampliamente la tasa registrada en 2012, que en el primer trimestre fue de apenas el 4%.

Cuando se trata de ver series, los usuarios prefieren ver la saga completa. Especialmente en el caso de los jóvenes, donde un aplastante 60% de los usuarios de entre 18 y 24 años apuesta por disfrutar de una sentada con todos los capítulos.

Conviene tener en cuenta que los jóvenes son el grupo de edad que menos interés muestra en la televisión. El último estudio publicado en marzo por Nielsen indicaba que entre los jóvenes de entre18 y 24 años está disminuyendo paulatinamente el consumo de televisión. Según sus cifras, este sector de la población dedica 20 minutos menos al día que hace un año, lo que supone un descenso de 2 horas y 20 minutos semanales. En cambio, el número de usuarios que consumen vídeo a través de las nuevas tecnologías aumentó un 22%.

El 30% de los consumidores también augura un futuro prometedor a la smart tv para ver películas y el resto de contenido audiovisual; un hábito que se ve practicando dentro de 5 años. Sin embargo las novedosas televisiones 4K únicamente han conseguido conquistar el 18% de los encuestados. Un 40% mostró cierto interés, y un 27% ninguno en absoluto.

Efectivamente, la integración de la smartTV en nuestro día a día es cuestión de tiempo, lo que hará que se normalice su consumo. El primer Informe sobre Televisiones Conectadas, publicado por IAB muestra que 2 de cada 10 españoles tiene una smartTV en casa, de las cuales, el 64% no está conectada a internet. Los principales motivos que aluden estos usuarios es la falta de tiempo o de costumbre, además de que utilizan otros dispositivos, entre los que destacan el smartphone (84%), el ordenador, bien sea portátil (78%) o de sobremesa (68%), y la consola de videojuegos (50%). 

Por su parte, el 6% apuesta por los dispositivos para consumir contenido por streaming, otro 5% por los dispositivos móviles y un 2% por soluciones del tipo Google Chromecast.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo