Consultor orientado al marketing digital y a la innovación. He desarrollado proyectos de realidad aumentada...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Hace escasos días comprobábamos como Apple nos presentaba su famoso Apple Watch. También nos percatamos que Samsung se jactaba que ellos tenían un producto igual (o mejor) que salió al mercado meses atrás, el Samsung Wear. Estas dos grandes empresas del mundo de la tecnología están entrando al mercado de los wearable con fuerza. ¿Por qué? Se podría ser escéptico y pensar que es un hecho aislado, pero casualmente el Moto 360 apareció esta semana como el smartwatch de la competencia. Es más podemos seguir numerando y encontrar más de 100 soportes que ya existen en el mercado. Queda claro que esto no es una realidad aislada.

En un futuro cercano estos dispositivos cambiarán la experiencia de compra de los usuarios.

Se piensa, de manera simple, que los wearable's son una extensión de los smartphone, y que sin ellos no servirían de mucho. El concepto más puro de los wearable's es que son dispositivos capaces de medir, contrastar, representar, visualizar y almacenar información física del usuario a través de pulseras, camisetas, zapatillas, lentes y accesorios. Son dispositivos independientes. Desde este punto podemos esbozar diferentes alternativas de usos para las empresas y personas.

Nuevos factores para conectar con clientes

Las empresas necesitan conocer nuevas vías de comunicación y de acceso para calar en el consumidor. Si uno no conoce al consumidor ni sabe generar empatía con ellos, el negocio está destinado a fracasar.

Si bien esta tecnología parece inaccesible y poco aplicable a empresas, solo es necesario utilizar dichos dispositivos de manera no tradicional. Existen wearables 'libres' como metawear, atom wear y angel sensor. Estos son de libre programación para que las empresas trabajen 'inhouse' las propiedades y objetivos que quieran generar.

Big data para fidelizar clientes

El gran negocio de los wearebles son los datos. Si bien estos datos pertenecen a los usuarios, cierta información -no sensible y bajo consentimiento de la persona- es leída por las empresas para generar
eficientes tomas de decisiones, comprender al usuario y mejorar productos. En este punto los wearable ya han generado estudios sobre la rapidez de las personas para despertarse ante un terremoto hasta cómo combatir el sedentarismo de la sociedad.

Brindar poderosos insight al consumidor

Los datos una vez procesados deben servir para dar el siguiente paso: brindar información valiosa. El usuario promedio aún está en la etapa expectante. Está maravillado por la data que puede obtener pero no sabe que más puede llegar a hacer, por ello las empresas deben dar ese paso para automatizar insight's y ayudar al usuario.

Gamification

Los datos son fríos y duros. Aplicar estos de una manera divertida y competitiva aumenta la posibilidad que el usuario utilice dicha información para hacer acciones determinadas, además de generar comunidad y fidelidad a través de esta. La influencia de juego lo utiliza muy bien Fitbit y Jawbone UP. El arte de convertir hechos cotidianos en atractivos juegos es la manera perfecta de compenetrar con las personas. Las empresas deben adoptar una posición lúdica frente al usuario.

Oportunidades de Negocio

Al poseer un wearable de programación libre se abre un abanico de posibilidades, entre ellas está la capacidad de generar una propia red de "internet de las cosas". Se puede elegir que artefacto desea comunicarse con el dispositivo. No hay límites con ello. Es decir, generar conectividad será la iniciativa de la empresa. No es necesario esperar que llegue soluciones costosas.

Por otro lado, en el mundo de retail ya se está germinando soluciones de alto impacto. La cantidad de información que se recopila en los supermercados y centros comerciales es gigantesca. Lamentablemente personalizar promociones, productos y servicios es aún una tarea difícil, pero en los próximos años esto podrá cambiar cuando se recopile las preferencias y necesidades del usuario a través de los dispositivos wearable. Aquí los sensores actuaran como almacén de preferencias. Las empresas podrán determinar cuales son los gustos y compras habituales al entrar a un establecimiento, luego allí podrá enviar soluciones diferenciadas para cada usuario. Ya esto se está viendo en desarrollos como Estimote y experimentos de Google Tango

Si esto no fuera suficiente, la industria más destacada es la Deportiva pues estos dispositivos son el valor agregado para comunicar la marca. Quizá antes la comunicación de marcas deportivas era básicamente sensorial. Denotaba el éxito y el logro versus el cansancio, pero ahora mediante los wearable esto es una realidad palpable y no un simple comercial publicitario porque estos dispositivos se han convertido en entrenadores personales que certifican y garantizan tus logros físicos. Esto bien podría confirmar Nike Fuel y Adidas mi coach.

Hacia el Contexto

Un cliente que va de viaje realiza una reserva en un el hotel, inmediatamente el hotel decide condicionarle una habitación especial según sus gustos pues dicha empresa conoce a que temperatura le gusta
dormir y cuál es su dieta. Además sabe que ha dormido mal desde varios días por lo que puede situar su cuarto en la parte más tranquila del hotel. Suena idílico, pues eso es el contexto de los datos. Información suelta y vacía no resuelve problemas; información unida y sobre un contexto provee soluciones.

Los datos serán uno de los bienes más preciados en estos años y saber darle un contexto es tarea de las empresas ya sean grandes, medianas o pequeñas. El uso empresarial de los wearable's no debe ser un lujo sino una necesidad de seguir la innovación; y sobre todo SER la innovación.

Consultor orientado al marketing digital y a la innovación. He desarrollado proyectos de realidad aumentada...
ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo