PuroMarketing

Cuando se piensa en los consumidores que más usan los dispositivos móviles, en quienes primero se piensa es en la generación del Milenio. Los millennials son los usuarios móviles por excelencia y quienes están siempre pegados a estos dispositivos. La importancia que le dan al móvil es abrumadora y sus decisiones de compra, como han ido apuntando diferentes estudios en los últimos meses, están hasta marcadas por estos dispositivos. Así, por ejemplo, exigen a las marcas una buena experiencia móvil y el 36% de los mismos toma decisiones de compra basándose en las ofertas que recibe en su móvil. Pero aunque los millennials son la generación del móvil por excelencia, no son el único grupo de población que emplea estos dispositivos.

Un estudio de Nielsen para xAd y Telemetrics ha estudiado las pautas de uso de los dispositivos móviles en las tres generaciones que están ahora mismo disputándose las marcas como consumidores. ¿Qué diferencia y qué iguala a los consumidores millennials, a la Generación X y a los llamados baby boomers en su uso de los dispositivos móviles?

La primera conclusión es que en cierto modo hay similitud entre lo que pueden hacer los millennials (nacidos entre los 80 y los primeros 90) y los miembros de la Generación X (nacidos entre los mediados de los 60 y los 70 y que en España se conoce también como la 'Generación Nocilla') en lo que a uso de dispositivos móviles se refiere. Tanto unos como otros son usuarios intensivos de sus dispositivos móviles. Los miembros de ambas generaciones usan sus móviles para muchas cosas en su vida cotidiana, aunque por mucho que ambos grupos usen mucho sus smartphones no lo hacen exactamente igual.

La gran diferencia entre millennials y Generación X no está en usar el móvil sino en cómo lo usan. Los millennials son fundamentalmente usuarios multitask, que consiguen combinar muchas actividades y saltar de una a otra. Sus sesiones de uso son más cortas, pero hacen muchas más cosas durante ellas que los demás grupos generacionales. Frente a ellos, la Generación X dedica mucho más tiempo a usar sus dispositivos móviles (aunque los millennials consigan hacer más cosas durante sus sesiones). Al fin y al cabo, ya estudios sobre la Generación X anteriores señalaban que eran asiduos usuarios de los dispositivos y los medios digitales.

Los boomers saben lo que quieren

Las cosas también cambian cuando se comparan los extremos generacionales. Los millennials están en el otro extremo de los baby boomers, el nombre con el que los países anglosajones se engloba a los nacidos después de la II Guerra Mundial (entre los años 40/50 y los 60). Estos usuarios no son los habituales en las listas de entusiastas de los dispositivos móviles. En su caso, y en comparación con las otras generaciones, no son usuarios, por así decirlo, procrastinadores. Cuando usan sus dispositivos móviles saben desde el principio que es lo que quieren hacer.

También son diferentes en cuestiones de consumo de marcas, ya que lo que valoran son elementos y cuestiones que no son las mismas que valoran los consumidores más jóvenes. Así, 1 de cada 4 decisiones de compra de los consumidores millennial están basadas en el precio de los productos. El coste no es tan determinante en las compras de los baby boomers: 1 de cada 5 toman decisiones de compra basándose en las marcas.

Resulta curiosa la importancia que los baby boomers otorgan a las marcas si se tiene en cuenta la importancia que las marcas les dan a ellos. Según un estudio de Research Now, solo el 11% de los miembros de esta generación considera que las marcas muestran interés en ellos como mercado. El 20% cree que las marcas los han directamente olvidado.