PuroMarketing

Las empresas todavía no están en disposición de aprovechar plenamente el marketing móvil. Los usuarios recurren a su smartphone en cualquier momento y lugar; lo cual ofrece diversas oportunidades para hacer negocio; siempre y cuando seamos capaces de aprovechar las sinergias.

Según recogen los datos de Forrester, el marketing móvil está todavía por explotar. Las empresas no son capaces de identificar las constantes oportunidades que se le presentan, y reaccionar del modo en el que esperan los clientes. Solo el 59% de las empresas conoce el comportamiento e importancia de los dispositivos móviles para los clientes.

Las empresas todavía no han aprendido a utilizar la tecnología móvil para actuar en función del comportamiento de sus clientes.

El smartphone es un dispositivo de uso personal, capaz de proporcionar valiosa información sobre el usuario. Una información que, bien utilizada, permitiría ofrecer una respuesta orientada a las necesidades concretas del usuario, en el momento preciso en el que éste planteara su necesidad.

El móvil constituye una puerta de acceso directa al cliente, en tiempo real. No se trata solo de un medio más para conectarse a internet, sino de un dispositivo que permite llegar a él en un entorno donde invierte la mayor parte del tiempo digital. Una información que es posible y recomendable aprovechar tanto a corto plazo, como atesorar y analizar, con el fin de alcanzar un conocimiento más profundo del cliente.

Por ello, los dispositivos móviles se han convertido en una fuente constante de información, una mina de oro todavía por explotar. Actúan como puente de unión entre el medio online y su entorno offline. Una simbiosis que la mayoría de las empresas todavía no está en disposición de asimilar y aprovechar. Apenas un 42% admite que cuenta con una estrategia móvil, mientras que el 38% ya ha implementado la analítica móvil, y el 46% cuenta con indicadores clave para medir el rendimiento de las acciones de marketing móvil.

Asimismo, el presupuesto es otra barrera a superar. Solo 1 de cada 3 empresas afirma que cuenta con los recursos necesarios para aprovechar las ventajas de la tecnología móvil, dentro de su estrategia de ventas.