PuroMarketing

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...

El hackeo sufrido recientemente por grandes empresas y compañías que operan en la red, inevitablemente lleva a los consumidores a ser conscientes de la vulnerabilidad de sus datos. Según el último estudio publicado por NCC Group e IDG Research, 2 de cada 3 consumidores cree que este año podría sufrir algún tipo de violación de su privacidad online.

La encuesta, realizada entre 10.000 consumidores de Estados Unidos y Reino Unido muestra una mayor concienciación a cerca de la necesidad de tomar medidas, para proteger la seguridad de sus datos en internet. El 77% de ellos no siente la plena seguridad de que sus transacciones online están a salvo; el 62% está seriamente preocupado por este tema, y un 23% afirma que realizará menos compras online durante esta temporada navideña, a causa de este deterioro de su confianza online.

Como consecuencia de esta inseguridad a la hora de utilizar el medio online para comprar, el informe destaca que únicamente el 8% de los clientes se siente realmente tranquilo y dispuesto a realizar transacciones online. Para sentirse más seguros, el 68% de los clientes optará por realizar operaciones online en aquellos sites que ofrezcan garantías de seguridad online.

Ante esta situación, las empresas han de esforzarse por mejorar su sistema de seguridad online, así como por transmitir confianza a su público objetivo. Otro aspecto importante a cuidar es que las empresas no demanden más datos de los estrictamente necesarios para completar el proceso online. Más de la mitad de los clientes (56%) considera que las marcas les obligan a facilitar datos que preferirían no tener que compartir.

Estos datos muestran la inseguridad de los clientes, recientemente manifestada en el estudio de Pew Research, donde se indicaba que el 91% de los encuestados consideraba no tener el control sobre la información que las empresas recogen y utilizan sobre ellos. Cabe matizar que los usuarios no se niegan en rotundo a que las empresas utilicen sus datos, sino que demandan un uso más responsable, comprometido con su seguridad, así como una mayor regulación del uso y privacidad de la información confidencial.

Como podemos apreciar, es imposible no sentir cierta preocupación sobre el uso de la información, máxime, si no se tiene un control sobre ésta. Una inquietud que se agrava con la proliferación de dispositivos conectados. El estudio de Acquity indicaba asimismo que el 80% de los encuestados se mostraba inseguro acerca de la privacidad de su información; además el 57% afirmó que la especial vulnerabilidad de la seguridad en el caso de los dispositivos wearables hace crecer en ellos cierto recelo a utilizar dichos dispositivos.

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...