PuroMarketing

Los millennials tienen una relación muy estrecha con las nuevas tecnologías. Los miembros de esta generación no dejan sus dispositivos móviles, se dejan influir por las redes sociales en sus procesos de compra y valoran por encima de todas las cosas lo que los demás hacen en relación con las nuevas tecnologías.

Según el estudio #GenerationTech: Millennials & Technology, elaborado por la firma Annalect, las nuevas tecnologías son una forma para conseguir que los millennials se comprometan con las marcas, ya que la emplean cada día y además le dan una gran importancia. El peso que estas herramientas tienen para los millennials toca todos los puntos y todos los temas que importan en su existencia cotidiana.

De hecho, según las conclusiones del estudio, la tecnología se ha convertido en una solución que tiene efectos incluso a niveles macro. Los millennials consideran que la tecnología les da libertad e igualdad y que mejora por tanto la democracia. Aunque reconocen que no crea una democracia perfecta, sí consideran que las nuevas tecnologías ayudan a estar un poco más cerca de ella.

Además, la tecnología les da acceso a una mayor horquilla de herramientas de información. Los miembros de la Generación del Milenio creen que gracias a ella pueden acceder a mejores experiencias mediáticas, ya sea gracias a la personalización o a un mejor abanico de formas de consumo de contenidos, lo que les permite tener una posición mucho más activa en su acceso a la información.

Pero, igualmente, los millennials consideran que estas herramientas modifican cómo se relacionan con las marcas y cómo son sus pautas de consumo.

La marca no es suficiente

En la relación entre marcas, empresas y millennials, los criterios del pasado y los elementos que apuntalaban éxitos entonces ya no son suficientes para triunfar en el presente. El nombre de una marca ya no es una carta de presentación suficiente para conseguir triunfar. El peso de la tecnología es ahora fundamental: tanto como que un 52% escogería una marca por el uso que hace de las nuevas tecnologías sobre el nombre de la misma.

Por tanto, según el estudio de Annalect, el uso que la marca haga de la tecnología se ha convertido en un elemento crucial tanto para que se establezca cómo perciben los millennials una marca como para que lo tengan en cuenta a la hora de cerrar una compra. Los miembros de la generación del Milenio tienen ciertas expectativas que las marcas deben seguir en uso de nuevas tecnologías.

¿Qué tecnologías o herramientas esperan los millennials que las marcas empleen? Según los datos del estudio, un 55% espera que las marcas tengan una aplicación móvil o un site mobile-friendly, un 39% que tengan presencia en redes sociales, un 37% que cuenten con una estrategia de personalización del producto y un 41% que creen contenidos online que resulten atractivos.

La tecnología también tiene poder a la hora de convocar a nuevos consumidores. Un 55% señala que han empleado la app store para descubrir nuevas marcas y un 47 que la actividad que otros han realizado en redes sociales les ha permitido descubrir una nueva marca.

Además, los consumidores de esta generación emplean ciertos dispositivos según el momento de la compra en el que se encuentren. Los smartphones suelen acompañarlos durante todo el proceso de compra, aunque cuando se trata de cerrar el mismo (comprar realmente) estos consumidores suelen migrar a sus ordenadores para comprar desde ellos.

Tecnología y lealtad

El impacto que tiene la tecnología en los millennials y en su relación con las marcas no alcanza únicamente a cómo compran o donde sino también se refleja en las marcas a las que son más o menos fieles.

Así, un 39% de los encuestados asegura que son fieles a aquellas marcas que se mantienen al día con tecnología y otro 39 que la tecnología añade valor a las marcas. Un 33% recomendaría antes una marca que es buena con las nuevas tecnologías que una que no lo es.