PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Cada vez son más los consumidores que cuentan con un televisor inteligente en casa, y muchos aseguran que la televisión conectada está ganando terreno a la televisión tradicional. Pero lo cierto es que aún son muchos los que usan su Smart TV como una tele de las de antes: es decir, sin conectarla a Internet.

Según datos de The NPD Group de este año, 46 millones de consumidores estadounidenses cuentan con televisión inteligente, pero solo un 69% de ellos la tienen conectada a Internet (y puede, por lo tanto, disfrutar de servicios OTT y otras funcionalidades).

Eso significa que hay un 31% de propietarios de Smart TV que no sacan partido de las posibilidades de su televisor, aunque hay que decir que el porcentaje ha disminuido en los últimos años: en 2014 era un 39% el que tenía su televisor sin conectar, y en 2013, un 55%.

Los datos en España son aún peores: el primer Informe sobre Televisiones Conectadas, publicado por IAB en el 2014, solo un 21% de los españoles tenía televisión conectada en casa, pero de ellos, el 64% la tenía sin conectar. Entre las razones aducidas para no hacerlo destacaban la falta de tiempo o costumbre y la preferencia por otros dispositivos como el móvil o el ordenador.

El caso es que hay millones de televisores conectados que se utilizan exclusivamente para ver la tele al modo tradicional y a los que, por lo tanto, no llegan los anuncios de video digital.

Otro estudio de la Association of National Advertisers y BrightLine puso de relieve que el 71% de los anuncios para la televisión conectada y OTT se financiaban con parte del presupuesto dedicado a la televisión tradicional. Eso sí, de les dedicaba una parte muy pequeña: el 48% de las marcas menos de un 1%.

Las marcas planean gastar más en televisión conectada

Pero puede que la situación cambie por completo durante los próximos años, ya que los anunciantes están mostrándose muy interesados por la publicidad en esta televisión inteligente.

Esto es así porque este medio posibilita muchas más cosas que las televisiones tradicionales, como obtener datos de respuesta, crear llamadas a la acción, crear capas de información sobre los anuncios u ofrecer una publicidad realmente interactiva.

Así, según datos de la ANA, ese mísero 1% dedicado a las televisiones conectadas va a crecer durante el próximo año. Al menos, la mitad de las marcas ha asegurado que va a aumentar su inversión publicitaria en esta partida, y la mayoría lo hará tomándolo del presupuesto para la televisión tradicional (el 71% disminuyendo la cantidad para otras actividades en televisión). Solo un 37% de los anunciantes americanos lo sacarán del presupuesto para publicidad digital. Uno de los principales handicaps con los que se encuentra este tipo de publicidad es el desconocimiento: uno de cada dos responsables de la compra de medios digitales no sabe cómo contratar estos anuncios. Pese a eso, más de la mitad afirma que invertirá en la televisión conectada en el plazo máximo de un año, y un 24% quiere hacerlo de inmediato.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo