PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Que el móvil es imprescindible para los más jóvenes, no es ninguna sorpresa. A la observación empírica se unen los datos de numerosos estudios que indican que, si bien para el usuario medio el smartphone ya es el principal dispositivo de conexión a Internet, para los millennials mucho más.

Un reciente estudio de GlobalwebIndex lo certifica, revelando que el 90% de los chicos de entre 18 y 32 años tiene un teléfono móvil inteligente, y que estos usuarios invierten de media 3 horas al día en sus dispositivos (cifra que se eleva hasta 4 horas diarias en zonas como Latinoamérica). En definitiva, los jóvenes están dedicando al móvil cinco veces más tiempo que cualquier otro grupo demográfico.

Es comprensible, por lo tanto, que el smartophone esté teniendo un gran impacto en sus actividades online, pues cada vez son menos los que acuden al ordenador para entrar en las redes sociales, ver un vídeo online o hasta comprar un producto. La cuestión clave es que el teléfono conectado les permite hacer cualquier cosa online realmente en cualquier tiempo y lugar. Y no pierden esa oportunidad.

Así, entre las actividades más habituales de los millennials y los usuarios más jóvenes en el móvil no solo están las redes sociales (el 80% usó alguna red social vía móvil durante el último mes), la búsqueda en Google, el uso de mensajería instantánea o la investigación sobre productos y servicios que se quieren comprar. También son más de la mitad los que revisan el tiempo online, ven un vídeo, comparten una foto, usan un mapa, o leen sus emails, y más de 4 de cada 10 compran y leen las noticias desde el móvil. Es decir, ya no hay absolutamente nada que los jóvenes no hagan desde el smartphone.

Y la forma en que esto ha incidido en sus actividades online es, básicamente, haciendolas constantes. Si antes los chicos se conectaban en un determinado momento, ahora siempre están online, el móvil se ha convertido, prácticamente, en un apéndice más del cuerpo humano.

Por otro lado, el estudio pone de manifiesto que el espacio social móvil no es el único que reviste interés: el mcommerce también comienza a despegar. 8 de cada 10 jóvenes compraron online algún producto durante el último mes, y de ellos, casi la mitad decidieron hacerlo vía móvil. Se incide, por lo tanto, en la oportunidad que se abre para las integraciones sociales, algo que es ya habitual en Asia, pero que empieza a popularizarse también en Europa (y se espera que la participación de las marcas en la app de mensajería de Facebook Messenger no haga sino exacerbar esto).

Los smartphones ya han ganado la batalla del vídeo online

Por último, queda el campo del entretenimiento, donde el móvil también está jugando un papel clave. Los smartphones se han convertido rápidamente en el dispositivo esencial para ver vídeos online, por ejemplo, y 6 de cada 10 encuestados veían vídeos desde el móvil de manera frecuente, algo que también se se ve reflejado en el porcentaje de usuarios móviles de YouTube: si en 2012 eran solo el 40% los que entraban desde el smartphone, ahora son más del 60%.

Datos de Ooyala también certifican la predominancia actual del móvil en los visionados de vídeos, pues sí bien de media los dispositivos móviles solo representan el 46% del total de visualizaciones, el porcentaje aumenta considerablemente si solo se analizan los formatos cortos. En todo caso, incluso la visualización de vídeos digitales de larga duración creció un 72% desde el pasado año.

be beyondFundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo