PuroMarketing

El smartphone se ha convertido, casi, casi, en un apéndice del cuerpo humano. No solo es el dispositivo favorito de conexión a Internet para 9 de cada 10 consumidores, sino que además, lo llevamos siempre encima y lo utilizamos en absolutamente todas nuestras actividades diarias: para comunicarnos con los amigos, para informarnos, para entretenernos en el autobús camino del trabajo, para comprar, para comprobar el tiempo, para escuchar música, para contrastar una información... y para buscar los mejores restaurantes.

Y es que un nuevo estudio de RetailMeNot, del que se hace eco eMarketer, revela que, para muchos consumidores, el smartphone es ya una parte fundamental de su experiencia de ir a comer o cenar fuera. ¿Y es que, qué hay más cómodo que poder utilizar el móvil para que el GPS nos lleve directos al lugar de la cita o poder echar un ojo al menú para que vayan pidiendo por nosotros aunque nos retrasemos?

Así las cosas, no extraña descubrir que el 53% de los encuestados había buscado la localización de un restaurante justo antes de dirigirse allí, o que el 49% había navegado por el menú para conocer los platos disponibles.

Buscar nuevos restaurantes era menos común, pero aún así un 37% de los consumidores lo había hecho, especialmente cuando se está en una nueva ciudad de cuyos restaurantes no se tienen referencias. El 35% de los encuestados también había usado el smartphone para hacer un pedido a domicilio o para recoger en el propio restaurante, y un 25% lo había empleado para realizar la reserva.

Solo el 21% de los encuestados no había utilizado el móvil para ninguna de esas acciones, lo que deja muy claro que este dispositivo está plenamente integrado en la experiencia de ir de restaurantes.

Los restaurantes están invirtiendo cada vez más en tecnología

Y como los consumidores pasan mucho más tiempo en el móvil, y este forma parte integral de la experiencia de ir de restaurantes, cada vez son más los locales que están invirtiendo en tecnología para poder cumplir con las expectativas que tienen los clientes sobre las posibilidades de interacción online con el mismo.

Así, según otro estudio de Edgell Knowledge Network, también reseñado por eMarketer, el 87% de los restaurantes planea invertir en tecnología durante este año para mejorar la eficiencia de los procesos, mientras que más de la mitad lo hará para mejorar el engagement del cliente.

Y una de las bases de una buena experiencia online es, sin duda alguna, contar con una web de calidad, ya que puede ser la puerta de entrada de los clientes. ¿Y qué es lo que los consumidores quieren encontrar en dicha web? Más allá de los datos de contacto, como la localización, o el teléfono, según una encuesta de Copuponbox, lo que los consumidores más apreciaban era encontrar el menú, los precios, y fotos de los platos.

Los consumidores recurren cada vez más a Intenet para conseguir información de un restaurante antes de probarlo, y por eso las fotos son decisivas para tomar la decisión final (en función de lo apetitosas o no que parezcan). Los datos también revelaban que, aunque el porcentaje de usuarios que acceden vía móvil a la web de un restaurante crece día a día, en torno al 30% aún no tiene el site adaptado para la pequeña pantalla.