PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La evolución de la inteligencia artificial ha generado la aparición de muchas novedades y muchas nuevas herramientas para las empresas y para los consumidores. El futuro traerá muchos cambios e implementaciones, algunas de las cuales se están viendo ya o experimentando ya con ellas, pero también muchos riesgos y muchos potenciales problemas.

Uno de ellos son las redes GAN, Generative Adversary Networks, las que se emplean en la creación de contenidos como los deep fakes, que tanto preocupan ya en marketing político y que se han convertido también en algo que las empresas ven con ojos críticos. Las redes GAN emplean el potencial de dos sistemas de inteligencia artificial que trabajan en paralelo y en colaboración para crear resultados nuevos y mucho más efectivos. Son capaces de crear rostros humanos que parecen reales, por ejemplo, o de combinar realidad y ficción (como ocurre con los deep fakes). Pero ¿pueden convertirse también en el camino para ofrecer mejores servicios y diseñar mejores productos?

Aluvión de patentes

El punto de partida es el mismo, pero el trabajo que se realiza no. De hecho, varias grandes empresas están ya presentando patentes vinculadas a la aplicación de estas herramientas que cambia por completo los resultados y que permite, y posiblemente ese es el punto clave, lanzar productos mucho más personalizados.

En AdWeek han analizado las patentes que se han estado presentando en EEUU y han detectado esta tendencia. En este año, las patentes relacionadas con este uso de la IA han aumentado en un 500% y se han orientado hacia el uso de esta tecnología en la creación de mejores productos. Como recuerdan en AdWeek, el registro de patentes no implica necesariamente que se vayan a aplicar los descubrimientos, pero sí muestra por dónde están trabajando ya las empresas.

Uno de los ejemplos de patente que demuestra cómo esperan usar las compañías estas soluciones para cambiar el mercado viene de la mano de Levi's (aunque la compañía no ha querido hacer comentarios al medio estadounidense). Levi's ha patentado una solución que parte de la misma tecnología de los deep fakes para crear vaqueros que se ajustan mucho más a lo que los consumidores quieren.

La inteligencia artificial 'leería' los pantalones viejos de los consumidores, esos que son ya muy cómodos y confortables, y a partir de ahí crearía el patrón de unos nuevos vaqueros que encajarían en las piernas del comprador como los que ya tenía. Serían unos vaqueros personalizados y ajustados a las necesidades de los consumidores.

No es la única empresa que está trabajando en ello. En AdWeek también señalan que eBay ha patentado un sistema que genera fotos en diferentes ángulos para búsquedas visuales, dos compañías de automóviles lo han hecho en patentes vinculadas a la conducción automática y Verizon en una para crear anuncios individualizados.

Y, de hecho, en este último punto es donde los especialistas tech con los que han hablado en el medio estadounidense ven mucho más potencial. El marketing de contenidos se convertiría en mucho más ajustados a los consumidores y a los productos que se venden y los resultados serían además más realistas y más 'naturales'.

Por ahora, el desarrollo es todavía caro y todo está más bien en esa fase experimental de las primeras patentes, pero parece claro que el futuro pasará por esas nuevas direcciones. La IA es el elemento de cambio que está marcando estos años y su potencial está todavía por usar al máximo.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo