PuroMarketing

Amazon ha estado trabajando con Starbucks para lanzar un formato similar a su tienda sin cajas pero para cafés y comida 
La revolución de las tiendas y establecimientos sin caja que irá más allá de los supermercados

Cuando hace unos años Amazon lanzó Amazon Go, su tienda sin cajas, la idea era una apuesta propia y sorprendente, que se hacía llamativa por lo novedoso y raro del concepto. Sin embargo, desde un primer momento, quedó claro que, aunque Amazon fuese el primer gran nombre, la industria no iba a mantenerse al margen del movimiento y que las tiendas cashless eran el futuro. Muchas empresas estaban trabajando en pilotos y haciendo sus quinielas de cómo iban a cambiar las cosas. La propia Amazon empezó rápidamente sus planes de expansión del concepto.

La pandemia del coronavirus ha acelerado el tirón de los conceptos sin efectivos. Los pagos móviles, los con tarjeta y las soluciones contactless se aceleraron con el arranque de la crisis del coronavirus. Cuando aún no estaba muy claro cómo se contagiaba el virus, todo el mundo quería evitar tocar todo lo que no fuese imprescindible. De ahí que hasta las tiendas más pequeñas empezasen a aceptar pagos telemáticos y de ahí también que la tecnología vinculada y su desarrollo tuviesen un momento de esplendor.

Parece difícil que los consumidores vuelvan a la casilla de partida y que esta experiencia de pago sin efectivo no se asiente como la norma. Lo esperable es que se haga mucho más popular, que los consumidores integren muchas más apps y servicios monedero y que sus expectativas vayan en aumento. En ese contexto, los espacios como Amazon Go dejarán de resultar exóticos y se convertirán en norma. Lo más probable es que abarquen incluso más tipos de negocio y muchas más experiencias de compra.

La propia Amazon está experimentando ya con nuevas ideas de potenciales experiencias de compra retail sin cajas. Amazon ha mantenido contactos con Starbucks para crear una suerte de joint venture que funcionaría como un lounge para tomar café en las Amazon Go. La idea es la misma que la que funciona en las tiendas.

Los consumidores no tendrían que pagar nada de forma específica. La tecnología se encargaría de hacerlo. En un primer momento, eso sí, sería vía apps de cada una de las compañías. Amazon pondría la comida y Starbucks las bebidas.

La idea tenía el nombre en clave Verde y era uno de los considerados proyectos prioritarios de Starbucks, como publica Insider, el medio que ha destapado el tema. Los planes eran de empezar a poner en marcha estos espacios a finales de 2020, para tener ya seis tiendas operativas en 2021.

No se hizo e Insider deja claro que podrían no estar ya trabajando en la idea, pero la existencia de estos contactos y lo avanzado del desarrollo del proyecto dicen mucho de hacia dónde va el mundo sin cajas. Lo va a tocar todo.

El supermercado de toda la vida también quiere

Además, no solo los gigantes tech están probando el concepto. También lo hacen las cadenas de supermercados de toda la vida. En Londres, Tesco va a abrir GetGo. Tesco es una de las cadenas de supermercados británicas más importantes y va a convertir uno de sus Tesco Express de la ciudad, tras un piloto en su sede, en una tienda sin cajeros.

Es la primera - de las cadenas de supermercados clásicas - en aplicarlo en la ciudad completamente libre de acciones extra por parte del comprador: los consumidores hacen check para entrar con la app, luego cogen lo que quieren y se van. La tecnología de la tienda se encarga de gestionar el cobro.

Sainsbury, otra cadena británica, probó con un piloto sin cajas, pero sus consumidores tenían que hacer un escaneo de productos durante el proceso. Aldi también está probando con un piloto similar al de Tesco (y se espera que lo pruebe también en la Europa continental).

Las cadenas de supermercados británicas deben espabilarse, porque Amazon ha instalado ya sus tiendas sin cajeros en el mercado británico, con una versión de Amazon Fresh.