PuroMarketing

La personalización de los esquemas publicitarios ha dado un gran salto durante los últimos meses, los expertos en marketing consideran que, contar con un modelo publicitario que reconoce la ubicación y tendencias de navegación de lo usuarios permite arrojar esquemas publicitarios específicos e individuales.

Una de las principales ventajas de ésta novedad de Google, radica en la permanencia de las cookies incluso tras el borrado del historial.

El pasado lunes, uno de los desarrolladores de Mozilla que trabaja en la publicidad personalizada informó que los usuarios tendrían acceso a los mismos anuncios lo que supondría un obstáculo ya que la publicidad podría perder su interés, para lo cual dotarán a Firefox y Chrome de utilidades que permitan al usuario no participar de los modelos publicitarios.

La publicidad personalizada funciona almacenando los pequeños archivos que contienen las cookies y utilizándolas para identificar las preferencias, intereses y necesidades de los usuarios, a través de un sistema que les permita salirse de la publicidad. 

Sin embargo hay que tener en cuenta que la instalación de la extensión supondría una repetición de los nuncios publicitarios. Mozilla sin embargo funcionará de distinta forma permitiendo la eliminación parcial una vez que se abandone el portal Web.

Para que la publicidad sea efectiva, requiere una mayor especialización en relación a los targets al que apunta, las marcas necesitan identificar más estrechamente a sus usuarios para ofrecerles aquello que éstos esperan y los consumidores, abrumados por una competencia feroz, se beneficiarán de un sistema de publicidad personalizado que les permite realizar varias acciones; eliminación total y/o parcial de los anuncios-

Google sigue siendo el número uno en publicidad online, sin embargo esta extensión requiere una mayor transparencia en relación a los datos personales y la privacidad de los usuarios, no podemos olvidar que los datos obtenidos serán utilizados por las marcas en sus modelos publicitarios por lo que deberá estar muy delimitado si no se quiere incurrir en una pérdida de confianza en las marcas por parte de los usuarios.