PuroMarketing

Los códigos de barras móviles, en particular la variedad 2-D (cómo los códigos QR), constituyen una nueva herramienta para los vendedores que buscan activar y medir el impacto de los medios estáticos, anuncios en tiendas y en los envases de productos.

“Estos códigos móviles son muy prometedores para los vendedores, proporcionando un puente entre los mundos físico y digital”, dijo Noah Elkin, analista principal de eMarketer. “Pero también presentan retos, como ser la fragmentación entre los propietarios de códigos de barras y los de código abierto, y el requisito que los consumidores descarguen una aplicación dedicada a leer estos códigos”.

En Japón, donde se originaron los códigos QR, los podemos encontrar en todas partes e incluso se está extendiendo a todo el mundo. Según 3G visión, un proveedor en Israel, los códigos de barras 1-D y 2D, han crecido rápidamente en cinco países: EEUU, Reino Unido, Países Bajos, España y Canadá.

Por el lado del vendedor, los códigos de barras tienen un gran potencial en casi todas las industrias pues siempre hay información para brindar a los clientes. Desde los minoristas hasta las grandes marcas, podemos buscar en cualquier modelo de empresa que todas están utilizándolos, o comenzando a hacerlo.

Un estudio de Vision Critical encontró que un 65% de los usuarios de Smartphones en Estados Unidos, había visto un código QR incluso en los productos, lo que indica que los comerciantes pueden obtener interesantes datos de su uso.

Los consumidores tienden a centrar su actividad de análisis de códigos de barras en la obtención de información sobre marcas y productos, como también para activar el acceso a cupones y descuentos. Sin embargo, los vendedores deben tener en cuenta la distinción entre los usuarios que utilizan los códigos con regularidad y aquellos que sólo son conscientes de su existencia.

“Las empresas deben trabajar con su compañía de teléfonos y los socios para capitalizar el conocimiento de los códigos de barras 2-D y el empuje hacia la adopción y el uso de repetir, dijo Elkin. “En esta primera etapa, cuanta más información acerca de lo que se activará con el contenido del código, como también sobre cómo descargar el lector apropiado y cuál es la forma de activarlos”, finalizó.