PuroMarketing

El conflicto existencial por el que atraviesan las Relaciones Públicas como arma del marketing ante su -necesaria integración con las redes sociales-deriva en la necesidad de afrontar un proceso de adaptación a la nueva realidad.

Es más que evidente que la red; las redes sociales y los blogs, han transformado estructuralmente las relaciones entre los usuarios y los contenidos. Ven la luz líderes de opinión “informales” que desvirtúan las actividades que, tradicionalmente, realizaban los expertos en publicidad y relaciones públicas.

Hoy, las relaciones públicas se realizan online, construyendo relaciones con los medios

Un generador de contenidos puede transformarse en un nuevo y contundente líder ante la mirada atónita y subestimada de los periodistas tradicionales. Hoy  un Community Manager profesional es, un experto en relaciones públicas online.

Los líderes de opinión están en las redes, no son mediáticos y tienen como principal fortaleza lograr, en menos tiempo, la construcción de vínculos a largo plazo con los medios. Algo que –tradicionalmente- se realizaba  a través de conferencias y/o eventos que hoy han sido desbancados por los contenidos relevantes y de calidad, nuevo nexo conductor entre las marcas y los medios, ¡estamos en la era de las relaciones públicas online!

No nos sorprendemos hoy cuando un Community Manager desde su cuenta de twitter ofrece acceso a los contenidos de calidad y recibe la retroalimentación de los medios, forjando así nuevas relaciones a largo plazo entre marcas y medios.

El acceso más sencillo al monitoreo de los medios, es otra de esas fortalezas que presenta la integración de las redes sociales a las relaciones públicas de nuestra empresa.
Las relaciones públicas online minimizan el costo de generar impacto en los medios. En el momento actual, un gestor de comunidad tiene la capacidad de obtener los mismos resultados si establece una estrategia adecuada en sus redes.

¡No nos confundamos! Relaciones públicas y redes sociales no son lo mismo.

El gran desafío para las marcas radica en abordar un replanteamiento inmediato de los alcances de ambos roles, logrando así la integración.  Para ello, además de actuar  de forma complementaria y en la búsqueda permanente de la construcción de la marca,  tanto en el mundo online como el offline. 

Las redes sociales no son plataformas para lanzar mensajes publicitarios o emitir comunicados de prensa. La comunicación empresarial dentro de las redes tiene un tratamiento distinto a los canales tradicionales. Las relaciones públicas están diseñadas para hablar de persona a persona.
Los objetivos se centran ahora en manejar de forma eficiente en las redes sociales, los elementos esenciales de las relaciones públicas.

No nos olvidemos que las relaciones públicas tradicionalmente, funcionaban bajo la premisa de “cuanta más información se tenga, mejores serán las decisiones” y para ello se situaban en el centro “receptor” de todo lo que le aportara información directa, indirecta o complementaria de su marca.

Es necesario aceptar que el cambio llegó para quedarse, hoy lo que vende,  es la confianza que genera la calidad de los contenidos incluso, más que la publicidad. Para hablar de relaciones públicas online, es necesario aceptar que generar confianza y ser humanos, es mucho más importante que los mensajes corporativos.

El proceso de integración de las relaciones públicas al Social Media es uno de los pasos en los que las marcas experimentan –generalmente- los efectos colaterales del estallido de las crisis, ya que es ahí donde falla la coherencia del mensaje y donde se produce un quiebre en el trabajo en equipo.

Carolina Velasco Nacida y criada en Madrid, cursando sus estudios de Ciencias Económicas ingresa...