PuroMarketing

¿Tenemos el personal adecuado en nuestra tienda?, ¿nuestros vendedores, jefes de sección e incluso encargados de tienda realmente son profesionales del comercio o tienen la aspiración de serlo?

En el sector retail vivimos una situación similar a la que podemos ver en este breve fragmento de la película "300".

Como vemos, Leónidas diferencia entre los hombres que han sido preparados para ser soldados frente a los que tienen que luchar pese a que su oficio sea otro bien distinto. Los espartanos, pese a ser menos en número están entrenados y formados para ser mucho más valiosos que los arcadios, soldados que en su día a día tienen otra profesión.



En el sector retail ocurre algo muy parecido. ¿Cuántos dependientes, vendedores y mandos con responsabilidades hemos conocido que afirman que "yo estoy de paso, que esto no es de lo mío"? Demasiados, diría yo, y la culpa no es de esas personas, sino de aquellos que pensaron que para esto del comercio no hace falta ninguna cualidad especial, que lo sabe hacer todo el mundo y que por eso cualquiera vale. Y así les ha ido y les va a muchas tiendas, con un personal poco competente en la materia, sin ganas, sin habilidades ni olfato comercial, sin ese brillo en los ojos hacia el día a día del comercio.

A los puestos operativos en tienda hay que darles la impotancia que tienen: Son el contacto con el cliente, la prolongación y representación de nuestra marca, de quienes depende en gran medida el éxito de nuestra empresa.

El contexto actual necesita, más que nunca, de espartanos profesionales del comercio, ya sean experimentados o muy buenos candidatos dispuestos a ser los mejores; y aquellos operadores que consiguen tenerlos y formarlos en sus tiendas se están orientando claramente al buen resultado duradero en el tiempo.