PuroMarketing

  • OPINIÓN

El color azul y el color rojo, llevados al mundo de la política en España, significa hablar de derechas y de izquierdas. Pero también se puede hablar de derechas y de izquierdas y no estar hablando de política sino de "personas". Y eso haré hoy.

Poco o nada me importa de qué color sea la opción política a la que representan. Porque de lo que vamos a hablar es de "ellas", de las "personas" ; de Esperanza Aguirre y de Manuela Carmena. Creo que ambas han representado a la perfección el mito de David y Goliat en las pasadas elecciones . Esta metáfora es usada por numerosas disciplinas para explicar los inesperados triunfos de los más débiles frente a los "todopoderosos".

La reciente investidura de manuela Carmena como alcaldesa de Madrid ha marcado un antes y un después en la historia del Marketing político en nuestro país .

Carmena: ¿Debilidades o Fortalezas?

El periodista, ensayista y sociólogo estadounidense Malcolm Gladwell explica con maestría en un TEDx el significado real del mito de David y Goliat. Su explicación se ajusta perfectamente a lo que ha ocurrido con Esperanza Aguirre y con Manuela Carmena recientemente; todos daban por ganadora a una Esperanza Aguirre que mostraba airosa sus más o menos habilidades comunicativas; Aguirre maneja relativamente bien la habilidad de hablar en público, se viene arriba cuando tiene una cámara delante y sabe elaborar, de forma razonable, el "claim" que lanza en sus mítines políticos. Todo esto, claro está, después de muchos años de contar con asesores de Comunicación, de Imagen y de Marketing y siendo conocedora del poder que tienen los discursos "persuasivos".

Por otro lado nos encontramos con la señora Manuela Carmena; una señora de cierta edad, sin ninguna formación en aspectos relacionados con el Marketing y con la Comunicación política, con una Marca Personal que hasta el momento no había tenido ninguna repercusión mediática y que no posee ninguna habilidad comunicativa extraordinaria.

¿Qué ha sucedido?. Aparte del sabido desgaste que sufren los "azul" debido a causas que no nos incumben hoy, han ocurrido cosas extraordinarias que más que ver con los colores "rojo" y "azul" han tenido que ver con las "personas".

Algo está cambiando en el mundo de la Política.

Dicen que algo está cambiando en el mundo. Que algo está cambiando en España, que algo está cambiando?Me llama la atención que en los países más avanzados política, social, económica y culturalmente se esté comenzando a impartir cursos de espiritualidad a los líderes de muchas multinacionales. Al parecer, los gurús del management se han dado cuenta de que para resolver los problemas actuales que la actual crisis económica nos ha dejado hacen falta herramientas y conocimientos diferentes a los que estaban poniendo en práctica hasta ahora.

La humadidad, término al que la RAE le confiere la acepción de "conjunto de personas", necesita nada más y nada menos que "más humanidad"; más sensibilidad y más beningnidad.

El mundo está demandando que seamos más humanos y eso, por encima de parecerlo, hay que serlo.

"Ser" y "Parecer".

"Ser" y "parecer" son dos conceptos íntimamente ligados al Marketing Político. Los expertos en esta disciplina parecen haberse olvidado de lo básico; el consumidor (el electorado), ya ha dejado de "ser tonto" y percibe a la perfección quién "es" de verdad y quién sólo lo "parece".

Los votantes parecen estar hartos de políticos que les digan desde los platós de televisión aquello de: "para que me entiendan en casa". Los votantes entienden a la perfección y todos son expertos en Comunicación no verbal. Todos los votantes son capaces de "percibir" y de "intuir". Parece que de esto se han olvidado los expertos en Marketing Político.

¿Qué tiene Carmena que no tenga Aguirre?.

Podríamos enumerar un sin fin de diferencias obvias entre estas dos mujeres. Pero me voy a centrar en las dos diferencias que creo fundamentales y que son la que han hecho que Carmena haya logrado convertirse en alcaldesa de La Comunidad de Madrid.

Las dos grandes diferencias son la humildad y la honestidad que se perciben por parte de Doña Carmena frente a la falta de dichos valores que son imposibles de percibir por parte de la candidata del Partido Popular.

Y fíjense bien que he elegido el verbo "percibir" para referirme a esta transmisión de valores porque de eso, precisamente, trata el Marketing Político. De conseguir que el electorado "perciba" como real, algo que en muchos casos no es real.

De nuevo volvemos al "ser" y al "parecer".

Ni el mejor de los expertos en Marketing Político sería capaz de hacer que el candidato al que asesora logre transmitir algo que no esté impreso en el ADN de dicho candidato. Dicho de otra forma, nadie es capaz de transmitir algo que no posee. Para bien o para mal, la Imagen que transmitimos está formada no sólo por lo que se ve de nosotros, sino que en dicha imagen también se proyectan todos nuestros valores; los buenos y los malos.

"Muchos pensaron que con humildad y Honestidad no se gana la partida"

Retomando para terminar el mito de David y Goliat, muchos fueron los que pensaron que con "Humildad" y "Honestidad" no se gana la partida. Muchos son los que piensan aún que el mostrar estos valores es un síntoma de debilidad. Muchos son los que piensan aún que ser honesto es incompatible con la política y que ser humilde es sinónimo de ser débil y vulnerable.

Desgraciadamente gran parte de los españoles siguen pensando así.

Dado que la Comunicación no es una ciencia exacta , pongo encima de la mesa el beneficio de la duda y reclamo mi derecho a equivocarme. Pero me atrevo a decir que la señora Manuela Carmena trasmite honestidad y humildad por los 4 costados, frente a la sensación de demagogia y soberbia que es percibida a través de la Imagen que proyecta Doña Esperanza Aguirre.

Señores asesores. Cuiden más y mejor de sus clientes.