PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En muchas profesiones, existe una cierta reverencia hacia un tipo de perfil de profesional, el del llamado trabajador estrella, profesional que destaca por encima de los demás y que se ve como una especie de fichaje destacado. Ocurre en las profesiones técnicas y en las creativas y hay muchos tipos de trabajadores estrellas y muchos elementos que las empresas esperan de ellos y de su presencia.

A veces se ficha a uno de estos trabajadores como movimiento crucial para llegar a puntos del mercado a los que cuesta llegar. Otras son una especie de movimiento desesperado que busca recuperar las posiciones que ocupaba la compañía. Y otras son simplemente una muestra de poder o un movimiento para intentar lograr demostrar el tipo de empresa que se es. Es una especie de fichaje por vanidad.

En el mundo del marketing y de la publicidad, las estrellas son bastante reconocibles y bastante claras y también el interés que las empresas tienen por ellas. Fichar a ese talento destacado es una especie de obsesión. La marca personal de esos trabajadores destacados es muy poderosa y muy atractiva, especialmente porque han cruzado muchas veces ya la frontera entre ser una estrella y ser algo más. Son ya gurús y como tales se les considera en el mercado.

Pero ¿qué impacto tienen esos fichajes en la industria más allá de la reputación de la empresa? ¿Cómo afecta a la demás plantilla el sumar a la estrella a la compañía?

Los beneficios de fichar a una estrella

El impacto que tienen las estrellas en la plantilla y cómo afectan al trabajo que se realiza a muchos niveles son los puntos que ha analizado un estudio, realizado por especialistas de la INSEAD y de la Universidad de California Riverside.

En este caso se han centrado en cómo impacta a la calidad del trabajo cuando hay estrellas y no-estrellas en el entorno laboral. "Queríamos comprender si trabajando con una estrella, es más probable que te conviertas en una estrella", explica uno de los responsables del estudio. "Descubrimos que eso es en efecto lo que ocurre", añade.

Cómo impactan en el resto del equipo

Para analizar ese impacto se han centrado en los diseños que han logrado ser registrados en la US Patent and Trademark Office durante un período de 35 años y quienes estaban detrás de ello. Sus conclusiones demuestran que las estrellas del terreno de la creación poseen unas ciertas habilidades y también que son capaces de transmitir esas habilidades a sus colaboradores. Es decir, trabajando con ellos se aprende aquello que los ha hecho únicos.

Al mismo tiempo, también se produce un impacto mejor que el no trabajar con una estrella. Como concluyeron los investigadores, es más probable que los creativos logren tener esas habilidades en algún momento si trabajan con una estrella que si no lo hacen.

Además, tener en el equipo a una estrella suele hacer que se piense "fuera de la caja" y se generan muchas más conexiones sociales. Cuando se trabaja solo entre no estrellas se suele hacer de un modo mucho más limitado en términos de diversidad y dirección de lo que ocurre cuando se tiene a una estrella en el equipo.

Por tanto, incorporar a un trabajador estrella al equipo de marketing y/o de publicidad ayudará a que se trabaje de un modo mucho más creativo y también evitará caer siempre en las mismas rutinas y las mismas ideas. Empujará a que se trabaje de un modo mucho más fresco y a que los demás miembros del equipo cambien y mejoren en sus capacidades y conocimientos.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo