PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La crisis del coronavirus obligó a las empresas y a las marcas a tomar decisiones complicadas y cambió por completo lo que hacían durante los meses en los que los consumidores estaban confinados en sus casas o con movimientos limitados. Ahora, que los diferentes países empiezan a dejar atrás el confinamiento, no se debe pensar que las cosas volverán a ser como eran. No es lo que va a ocurrir. Los efectos de la crisis sanitaria seguirán algún tiempo más, ya sea por sus consecuencias económicas o por cómo está afectando a la relación de los consumidores con las marcas y con los productos.

Por ello, las empresas deben reajustar qué hacen y cómo. Necesitan replantearse sus decisiones y su estrategia y aceptar que no pueden hacer marketing del mismo modo en el que lo hacían antes. Para seguir siendo eficientes, para continuar logrando tener éxito con su estrategia de marketing, debemos de ajustar a la nueva normalidad las cosas. Un análisis en The Drum apunta las líneas maestras que deberán tener en cuenta.

Probar, probar y probar

El primer punto claro que apuntan en el análisis es que los marketeros deben asumir más que nunca la importancia de hacer pruebas. Probar y errar (o tener suerte y acertar) son piezas clave para poder seguir posicionándose en el mercado.

¿Por qué ocurre esto? Dado que las marcas deben moverse por un terreno con una incertidumbre cada vez mayor, necesitan ser capaces de responder al mercado de un modo mucho más rápido y para ello no queda más remedio que probar los productos y ser capaces de adaptarse rápidamente a lo que diga el mercado. Hacer pruebas reales se convierte en más importante que nunca.

La importancia de tener nuevas ideas

Para probar marcas y productos, eso sí, las compañías necesitan ser capaces de encontrar antes que nada esas nuevas ideas. Para ello, necesitan potenciar dentro de la empresa una cultura corporativa que potencia las ideas y que las impulse. Tienen que estar abiertas a lo nuevo y a probar cosas distintas, para así crear ese escenario que potencia encontrar lo nuevo.

Hay que asumir la cultura de las startups

Y, por eso, es igualmente importante salir de la zona de confort y, por muy establecida que esté la compañía, adoptar una visión más disruptiva del mundo y de las cosas. Se necesita pensar como una startup, buscando siempre lo nuevo y siempre abiertas a la innovación, para poder responder a los cambios del mercado y a las nuevas condiciones que estos imponen. Se necesita innovar en todo momento.

No hay que dar por válido lo que se sabe sobre marketing solo porque sea lo que se ha hecho siempre

O, lo que apunta el estudio, hay que cuestionar si realmente las grandes campañas, los eventos tradicionales y el vincular todo a las fechas señaladas 'de siempre' del calendario es realmente lo que debemos hacer.

No solo nadie sabe qué ocurrirá con la campaña de Navidad de este año, sino que además puede que los grandes movimientos en grandes fechas que consumen muchos recursos y queman gran parte del presupuesto ya no sean la mejor idea para crear imagen de marca. Para muchas empresas y marcas, pequeños actos y un presupuesto más repartido le permitirán llegar de forma más notable a los consumidores.

Ha llegado la hora de tomarse en serio la ética de la marca

Los consumidores ya estaban, antes de que todo esto empezase, preocupados por la ética de las marcas y por sus compromisos y querían marcas comprometidas. Ahora, las cosas se han vuelto más decisivas: la situación creada por el coronavirus no solo ha hecho que los consumidores estén en un estado mucho más emocional, sino que además ha hecho que se replanteen muchas cuestiones vinculadas al consumo.

Lo que las marcas hicieron durante la pandemia, por ejemplo, es uno de los factores que tendrán en cuenta.

Es momento de las sinergias y de colaborar más con otras empresas y marcas

El mercado que se avecina será complicado y difícil y nadie parece dudarlo. Para poder sobrevivir a sus retos, apuntan en el análisis, muchas marcas no tendrán que operar solas sino que deberán colaborar con otras para contar con posiciones más sólidas en el mercado.

ESERP Business & Law SchoolUDIMA, Universidad a Distancia de MadridIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo