PuroMarketing

Según Warc, esa es la cifra de retorno que tienen las campañas de más éxito 

ROI: son las siglas mágicas que quitan el sueño a los marketeros y que se han convertido en la piedra angular de su trabajo, lo que sus jefes comprenden y lo que esperan y buscan. A la hora de defender el trabajo que se está haciendo en el departamento de marketing y de publicidad, todo debe ser traducido en datos de retorno de la inversión, dejando claro que se está logrando uno bueno y que se cumplen con las expectativas.

Pero ¿qué es exactamente un buen ROI? Obviamente, por cada dólar invertido hay que tener un retorno superior a esa cifra. El ROI debe superar al gasto que se está haciendo para aceptar que la estrategia de marketing y publicidad está siendo un éxito. La clave está en determinar cuál esa cifra a esperar y qué media debe ser a la que aspiren las marcas.

Los datos de un estudio de Warc han peinado el retorno que logran las campañas más populares para determinar qué expectativas deben tener las marcas de ROI para sus campañas publicitarias. Los datos sirven para medir, por tanto, a qué se debería aspirar con la inversión en anuncios, una de las patas de la estrategia de marketing y publicidad de las compañías.

La cifra mágica: 2.26:1

En términos de éxito, una campaña exitosa debe tener un ROI de algo más de dos dólares. Según Warc, el baremo estaría en los 2.26:1. Por cada dólar que se invierte en esa campaña, el retorno debe estar en los 2,26 dólares. Esa es la cifra que mueven de media las campañas de más éxito, las que se posicionan como mejores.

Por supuesto, estos datos de ROI están conectados a lo que ocurre en el corto plazo. Son retornos prácticamente inmediatos y no tienen en cuenta lo que puede pasar a largo plazo.

En ese escenario, la campaña puede aportar nuevos retornos y nuevos beneficios, lo que lleva a que la rentabilidad de esta acción sea, a la larga, mayor. Casi se podría decir que este 2.26:1 es el mínimo que logran las campañas de más éxito. Las cifras absolutas pueden ser mucho mayores.

Qué no es el ROI y cómo asegurarse buenas cifras

El estudio de Warc no solo ha logrado hacer un baremo de qué esperar y qué cantidades son las que marcas la frontera del éxito, sino que además ha hecho un análisis de aquello que los marketeros siguen haciendo y es un error y de lo que deberían estar haciendo para lograr los mejores datos.

En el primer punto, el estudio deja claro que los marketeros deben empezar a ver el ROI de una manera realista. Esto es, ahora mismo, los marketeros suelen caer en la trampa de enfrentarse al ROI como expectativas de lo que va a ocurrir y no como una realidad de lo que está ocurriendo. En lugar de estudiar qué ROI están logrando y a partir de ahí tomar decisiones, están usándolo como baremo para marcar qué querrían lograr. No miden datos, sino expectativas.

En el segundo punto, el análisis de Warc ha encontrado una vía que permite obtener mejores datos. Las investigaciones de la firma de análisis han determinado que el ROI es más elevado en aquellas campañas cuyo presupuesto destina entre el 40 y el 50% de la inversión a la publicidad online.

En el caso de las campañas B2B, los estudios suman que no hay que dar tanto peso al corto plazo como al largo, porque priorizar la estrategia a largo plazo es lo que sale más rentable cuando se hace un análisis absoluto de las cosas.