PuroMarketing

El mundo de la publicidad busca de forma permanente nuevas formular para atraer y captar potenciales clientes y compradores. Entre las estrategias más novedosas no podemos pasar por alto la de seducir con el sentido del olfato, asociando un determinado aroma con los valores que desean transmitir las empresas.

Los establecimientos gastronómicos fueron pioneros al ser los primeros en darse cuenta de esta formula donde por ejemplo el aroma a pan recién hecho se embotella en unos ambientadores para dispersar su olor.

Disney fue el primer parque temático en utilizar esta estrategia impregnando las calles de un olor peculiar y reconocible de "palomitas" con el cual incluso despertaba el apetito induciendo al consumo a sus visitantes

Los estudios médicos y cientificos hablan de nuestra capacidad olfativa como uno de los sentidos más desarrollados de nuestro cuerpo. Por ello, las personas somos capaces de memorizar hasta siete veces más lo que olemos que lo que vemos.

Por este motivo, esta nueva forma de "marketing olfativo" o "marketing aromático" se extiende cada día en todo tipo de establecimientos y tiendas donde se utilizan fragancias de perfumes u otros aromas que permiten transmitir valores de la propia marca.