PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La duración de la crisis es un interrogante para la mayoría de expertos, sin embargo, casi todos coinciden en que se plantea un cambio de modelo en la forma de entender el capitalismo y en nuestras vidas.

Por lo que respecta al mundo del marketing, creemos que esta es una buena oportunidad para centrar nuestros esfuerzos en ofrecer la mejor experiencia y el máximo valor a nuestros clientes.

En definitiva, en la base del marketing bien entendido está la empatía, el principio de reciprocidad (*), que permite que las empresas adopten el punto de vista de sus clientes, sólo de esta forma seremos capaces de conseguir su confianza, un requisito indispensable para el éxito a largo plazo de nuestra organización.

Si en épocas de crisis la rentabilidad es un aspecto esencial, no debemos olvidar que esta es consecuencia directa de las decisiones que sus clientes tomen en relación con su marca.

No hay nada más importante para la salud financiera de su empresa a largo plazo que contar con una sólida base de clientes fieles. Las cinco ideas que se incluyen en este documento son sólo algunas recomendaciones que van en esta dirección. Deseamos que sean útiles para su negocio.

(*) La reciprocidad es una norma humana que se halla prácticamente en todas las sociedades que han sido analizadas. Así, si realiza una inversión para ofrecer un mejor servicio a sus clientes, estos estarán más motivados para devolverle el favor con su lealtad.

“Probablemente ahora es un buen momento para replantearse cuál es el papel que el marketing debe desempeñar en nuestra organización tanto para afrontar la crisis, como para salir reforzados después del ciclo negativo. “

Tras una etapa de crecimiento económico sin precedentes, con el sector de la construcción ocupando el papel de actor principal, las empresas se enfrentan a un nuevo escenario marcado por la crisis económica, y su incertidumbre en cuanto a su profundidad y duración.

En una cultura empresarial donde prima la consecución de resultados económicos a corto plazo, reducir la inversión en marketing se convierte en una solución rápida y simple. Sin duda recortar el presupuesto de marketing puede mejorar la cuenta de resultados a corto plazo, pero existe un riesgo evidente de debilitar nuestra imagen de marca y la relación con nuestros clientes, algo que repercutiría negativamente sobre la rentabilidad de la compañía, su crecimiento y su capacidad de competir. 

Como dice Don Peppers y Martha Rogers en su reciente libro La Empresa en Movimiento: “la crisis del cortoplacismo, el origen de todos los problemas … la obsesión de las empresas por los resultados a corto plazo resulta enormemente destructiva”.

No podemos olvidar que en un contexto de exceso de oferta lograr que nuestra marca sea la preferida es un aspecto bastante más crítico y complejo que en épocas de bonanza económica.

Marketing en tiempos de crisis: redefiniendo la estrategia Descargar Documento PDF

Por Josep Mª Abella
MKR Taller de Marketing Relacional, S.L.
www.mk-erre.com

 

Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo