Consultora Freelance en Marketing de Contenidos y Redes Sociales. Más de veinte años dedicados al...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Las Redes Sociales Corporativas son las aceleradoras que ayudan a las empresas en el desarrollo del negocio. Colaborativas; inciden directamente en la gestión del conocimiento, del capital humano, del cliente y además, es una herramienta muy útil en los procesos de ventas, la productividad o el desarrollo del I+D+i de las empresas.

Son muchas las empresas que implantan alguna Red Social Corporativa para potenciar su negocio, pero ¿cómo podemos asegurarnos de sacarle el mayor partido y que sea un éxito?

La Importancia De La Información

El conocimiento es uno de los principales valores intangibles con el que cuentan las empresas ya que es este, el que marca la principal diferencia entre una empresa del resto de sus competidores.

Las empresas permanecen mientras que los empleados van y vienen. Evitar que el conocimiento se pierda con el ir y venir de sus trabajadores es primordial para mantener el Know-how en la compañía. Mantener la memoria histórica en la empresa nos permite que perdure su identidad corporativa, seguir avanzando como compañía y además, evitar volver a caer en los mismos errores que hayamos cometido en el pasado.

En este punto, las Redes Sociales Corporativas son nuestro mejor aliado. Peroellas en sí, no tienen ningún valor si no se las alimenta con el conocimiento. Es decir, es imprescindible que sean los propios empleados, cada uno desde su puesto, quienes introduzcan la información necesaria para que la Red Social Corporativa sea una herramienta útil y dinámica.

Una Única Plataforma

Si los propios empleados son los que alimentan la Red Social Corporativa introduciendo la información, debemos procurar que este proceso sea ágil y les robe el menor tiempo posible.

Muchas empresas en el momento de implantar una Red Social Corporativa cuentan con otras herramientas para compartir el conocimiento, como son las Intranets. Por tanto, debemos tener claro que aunque convivan ambas herramientas en un tiempo limitado, no podemos alargar ese proceso ya que al final, si el empleado debe meter la información por duplicado, iremos en contra de la eficiencia del tiempo de productividad de los trabajadores.

Debemos tener en cuenta que es importante contar con una sola herramienta para compartir el conocimiento para garantizarnos que esta cumpla el propósito deseado y no sea un "roba-tiempo", como sería en el caso de si contásemos con más de una herramienta a las que alimentar.

¿Quién Debe Impulsarla La Implantación De La Red Social Corporativa?

Existe el debate sobre qué departamento debe impulsar la Red Social Corporativa en la empresa. Algunos creen que debe ser desde TI, ya que estas se basan en plataformas tecnológicas. Otros opinan que desde RRHH por ser una herramienta a la que todos los empleados accederán y sobre la cual trabajarán. También los hay que opinan que deben ser Ventas o Marketing por la relación directa en la productividad del negocio.

Lo cierto es que todos los departamentos tiene la capacidad de impulsarla. El único condicionante será que debe ser aquel departamento en el cual detectemos una mayor implicación en el proyecto y que habrá de contar con la colaboración del resto de departamentos.

Lo que sí será imprescindible es que la dirección de la empresa debe estar involucrada en el impulso del proyecto para garantizarnos el éxito.

La Formación Es Clave

Todos los empleados participarán activamente en el día a día de la Red Social Corporativa para que esta pueda ser una herramienta realmente útil. Pero no todos los trabajadores tienen la misma capacidad intuitiva para manejarse en plataformas tecnológicas. Aquí es donde juega una gran importancia la formación.

Aunque todos los empleados recibirán la formación necesaria para su uso, sabemos que no es lo mismo recibir un curso de formación, a enfrentarnos en solitario, posteriormente, cada uno desde nuestro puesto de trabajo a la Red Social Corporativa. Resolver dudas del día a día a cada uno de los trabajadores tras la formación, puede ser un trabajo desbordante para aquel departamento que impulse la implantación de la herramienta.

Para evitar esta situación, el mejor procedimiento es que de cada departamento elijamos uno o dos trabajadores que consideremos con mayor intuición tecnológica. Formaremos a estos empleados que serán los primeros en utilizar la Red Social Corporativa en su primera fase. Posteriormente, cuando se implante la herramienta a todos los trabajadores y tras su previo curso de formación, serán esos primeros empleados que la utilizaron, los que podrán ayudar a sus compañeros en las dudas que les puedan surgir en el día a día.

Y vosotros ¿cómo creéis que podemos garantizarnos el éxito en la implantación de una Red Social Corporativa en nuestra empresa?

Consultora Freelance en Marketing de Contenidos y Redes Sociales. Más de veinte años dedicados al...
Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo