PuroMarketing

Cada vez son más las cuestiones en las que hay que especializarse si se quiere seguir siendo eficiente como profesional del marketing.

Una de las cuestiones que todos los trabajadores del terreno del marketing tienen que tener clara en los últimos tiempos es que en esta industria es casi imposible sobrevivir si no se está al hilo de los tiempos. Lo de renovarse o morir no es ya una opción, es una obligación a la que tienen que enfrentarse lo miren como lo miren.

El mercado del marketing y de la comunicación está en constante evolución y en constante cambio, especialmente ahora que depende de forma mucho mayor del impacto que tiene la tecnología en la toma de decisiones. La tecnología ha cambiado la relación con los consumidores y la sigue cambiando, haciéndolo además de forma muy acelerada. Cada vez son más los nuevos escenarios que aparecen, cada vez son más las cuestiones que las marcas tienen que solventar y los nuevos perfiles nacidos al calor de estas nuevas herramientas y estas nuevas necesidades y cada vez son más las cuestiones en las que hay que especializarse si se quiere seguir siendo eficiente como profesional del marketing.

Una de las vías para conectar con lo que está ocurriendo y para estar preparado para los cambios es mantenerse en una suerte de aprendizaje constante. Como los médicos llevan haciendo desde siempre, los trabajadores del marketing tienen que estar ahora más que nunca al hilo de los últimos cambios y de las últimas actualizaciones que se están produciendo en su campo de trabajo. Tienen que estar siempre actualizados y siempre a la última. Muchos profesionales lo están consiguiendo manteniéndose siempre al día de lo que ocurre, leyendo análisis y libros sobre la materia y siguiendo los medios especializados. Otra de las herramientas son los cursos de marketing y la constante formación, en una suerte de formación continua que no termina cuando se sale de la universidad.

Otra de las vías para estar preparado para lo que va a exigir el mercado es la de estar atento a los cambios y adelantarse a lo que el mercado va a pedir en el futuro inmediato. ¿Cuáles serán los elementos que marcarán lo que el mercado necesitará y cuáles serán las cualificaciones que los profesionales del marketing tendrán que tener para seguir comprendiendo el mercado?

La tecnología se ha convertido en uno de los elementos clave y en uno de los que protagoniza casi en masa las listas de tendencias en empleo y las preocupaciones de los marketeros. Pensar sin embargo que simplemente la palabra tecnología es la clave para saber qué va a ocurrir o para estar preparado para los cambios es un error. Lo que hay que hacer - y lo que hay que saber - es mucho más complejo que eso.

¿Cuál es el camino que hay que seguir para estar preparado para los trabajos del futuro?

El camino parece estar cada vez más en la especialización y en ofrecer una capacidad concreta para solucionar problemas concretos. Los perfiles techie son muy demandados por la industria, pero no vale con ser simplemente un tecnólogo. Hay que ser un tecnólogo en lo que a la industria le interesa. Los profesionales relacionados con los diferentes campos del big data son los que despiertan más interés entre las empresas, sumados a profesionales como matemáticos, estadistas, futuristas o expertos en trading con algoritmos (trabajadores que antes eran material de Wall Street pero que ya no lo son solo). Son perfiles muy concretos, muy científicos y que no son los acostumbrados en la industria del marketing, pero que ayudarán a crear el nuevo panorama laboral.

Cierto es que seguirán existiendo, aun así, perfiles creativos y trabajos relacionados con esa capacidad. Como recuerdan los expertos, trabajadores como escritores o diseñadores son los menos amenazados por los robots y seguirán formando una parte fundamental de la industria del marketing. Lo que cambia es que, si antes solo ellos eran necesarios, ahora lo son muchos más profesionales y de entornos mucho más variados.

Los trabajos de 2025

Muchos de estos perfiles tienen, de hecho, eco en lo que se espera que triunfará en el futuro y lo que la industria demandará en los años venideros. Un análisis de FastCompany identifica los trabajos y los perfiles que serán puntos calientes en 2025 y, entre ellos, se pueden encontrar unos cuantos perfiles ligados a la industria del marketing.

Por un lado, estarán los trabajos que estén ligados a la tecnología y al que en inglés se conoce como 'computational thinking' (los trabajos en los que se es capaz de manejar grandes cantidades de datos para llegar a conclusiones y crear pautas y estrategias). Así, las previsiones son las de que los trabajos especializados en marketing y los de analistas de mercado suban como la espuma. Las búsquedas de estos profesionales crecerán entre ahora mismo y el final de 2024 en un 18,6%.

No serán los únicos trabajos emergentes. Aunque parece que ahora hay algoritmos para todo, las previsiones también apuntan que serán cada vez más demandados los trabajadores que tengan capacidades en conocimientos en social intelligence y en cuestiones ligadas al 'new media'. Es decir, se buscarán empleados que sean capaces de comprender cómo funcionan las diferentes plataformas de comunicación, cómo afecta a la comunicación y cómo hay que actuar en ellas, al tiempo que comprenderán diferentes culturas y escenarios. Así, los trabajos como especialista de marketing en estas áreas o en este formato muy especializado de atención al cliente subirán entre un 6,4 y un 18,6%.