PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Con la introducción de Internet y, más recientemente, la popularización del móvil, las empresas han tenido que adaptarse a una transformación radical tanto en los hábitos de compra de los consumidores, como en la propia forma de trabajar interna. Algunas empresas supieron adoptar desde el principio las herramientas digitales, mientras otras empezaron a quedar por detrás, ancladas en los viejos tiempos. Y la brecha entre ambos grupos es cada vez mayor.

Así se revela en un nuevo informe del CBI e IBM, donde se aborda la "brecha digital" existente entre el 55% de empresas que ya han adoptado esas tecnologías y procesos digitales, y el 45% que están quedando por detrás, y se hace hincapié en la necesidad de que todas las empresas, del retail a la manufactura, entiendan el potencial de lo digital para que puedan prosperar y competir en igualdad de condiciones.

¿Y por qué se están quedando atrás algunas empresas? Según las propias compañías esto se debe a una mezcla de desafios de conectividad y preocupaciones sobre seguridad, pero en general la adopción digital está siendo mermada por la falta de conocimientos dentro de las empresas (para el 42% de los encuestados) e incapacidad para medir y analizar el ROI (33%).

Lo que queda claro es que el problema no reside en la falta de convicción sobre el potencial digital, y prácticamente todas las compañías consideran que la tecnología digital tiene la capacidad de revolucionar todo el mercado, multiplicando la productividad (para el 94%) y mejorando la satisfacción y experiencia del cliente (para el 73%).

¿Qué deberían hacer las compañías más tradicionales?

Para poder ponerse al día y disfrutar de las ventajas que trae consigo la adoción digital de nuevas herramientas y procesos, el informe recomienda a las empresas que nombren un "chief digital officer" encargado de gestionar toda la estrategia digital y su ejecución, dentro del equipo directivo. Personalizar "lo digital", dándole una cara humana ayuda a los negocios a construir estrategias centradas en ese aspecto que serán críticas para su futuro.

Además, se sugiere que las compañías deberían incrementar la diversidad, en cuanto a edad y en cuanto a habilidades, dentro del staff a todos los niveles, sacando más partido de la experiencia de la nueva generación de nativos digitales.

Como explican desde IBM: "A diferencia de otros cambios tecnológicos anteriores, lo digital ha tenido un impacto total en la forma de trabajar, pero también en nuestras vidas diarias. Se trata de un desafío, pero también una oportunidad para negocios de todos los tamaños y sectores".

Otros hallazgos del informe destacan que el 28% de las empresas pioneras han invertido ya en tecnologías cognitivas y en inteligencia artificial durante el pasado año; se trata de compañías que suelen tener una visión a largo plazo de la estrategia digital, y que son de las primeras en haberse apuntado a la revolución digital.

Pero mientras esas firmas líderes están siendo capaces de detectar y explotar las oportunidades digitales, la mitad de las empresas están siendo incapaces de sumarse, lo que hace que crezca la brecha digital, amenazando la sana competencia entre empresas.

ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo