PuroMarketing

Hay listas en la que todas las empresas querrían aparecer: las marcas más queridas, las más valiosas o las que tienen más beneficios. Por contra, Brand Keys no solo elabora un ranking de aquellas marcas que consiguen generar mayor engagement emocional (que también), sino que además publica otra menos positiva para sus integrantes: la lista de aquellas empresas que más han decepcionado a sus propios clientes.

Y la empresa que encabeza esta lista de la desafección, como informa Marketing Charts, es sin duda alguna Volkswagen, que consigue una puntuación de engagement emocional del 29% ( sobre un porcentaje ideal del 100%). Está claro que todo el escándalo de las emisiones está pasando factura a la marca automovilística alemana, y de hecho, es esta marca la que ha experimentado el mayor declive en los ratings de experiencia de cliente durante este año, además de experimentar también la mayor caída en reputación (y con diferencia). Sin duda alguna, no son buenos tiempo para Volkswagen, pero esta no es la única marca a la que nadie (ni sus propios clientes) quiere.

También queda muy "bien" posicionada en esta lista de la decepción Blackberry, cuyo engagement emocional es solo del 30% (para comparar, podemos tener en cuenta que el líder de la categoría de smartphones, Apple, ha obtenido un engagement del 87%. Y lo peor es que este es el tercer año consecutivo que la marca aparece en la lista (aunque gracias a Volskwagen ha experimentado una ligera mejora este año: ha pasado del primer puesto -de ser la más más decepcionante del mundo entero- al segundo).

El el top 10 de marcas más decepcionantes también encontramos otras como American Apparel, Cosi, Aéropostale, Sears, kobo, Budweiser, Sport Authority o Whole Food, esta última es la primera vez que entra en la lista debido a su propio escándalo, consistente en alterar los precios y pesos de los productos en las etiquetas.

¿Cuáles fueron las mejores compañías?

Como apuntábamos antes, Brand Keys también elabora una lista con las marcas que más satisfacen a sus clientes, y que consiguen un mayor engagement con ellos. Este año, algunas de las marcas que consiguieron una mejor puntuación fueron Apple (en ordenadores consiguió un 96% aunque algo menos en tabletas y smartphones), Amazon (96%), Ford/Hyundai (93%), Paypal (92%), WhatsApp (91%), Netflix (91%) o Google (90%).

Destaca el alto grado de engagement con numerosas empresas tecnológicas, algo que también se ve reflejado en el éxito de estas empresas y, por lo tanto, en sus resultados económicos.

No hay que perder de vista tampoco otro ranking publicado reciente por Forbes sobre las marcas más valiosas del mundo, donde 5 de las 10 que encabezaban la lista eran empresas de tecnología. Así, Apple (a la que se atribuye un valor de 154.100 millones de dólares), Google (82.5000 millones) y Microsoft (75.200 millones) eran las tres marcas más ricas, seguidas por Coca-Cola, Facebook, Toyota, IBM, Disney, McDonald's y GE.

Si buscamos marcas españolas en esa lista de las más exitosas, podemos encontrar tres: Zara (en el puesto 53), Santader (en el 72) y BBVA (en el 94). Una cifra que se queda bastante corta en comparación con las 52 empresas de las 100 que son estadounidenses. Bastante por detrás llegarían también países como Alemania (con 11 marcas del top 100), Japón (con 8) o Francia (con 6).