PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Desde que se cerró el recuento de las últimas elecciones autonómicas andaluzas, los movimientos de Vox, el partido de extrema derecha que se ha colado - sorprendiendo a todos - en el Parlamento andaluz, se han convertido en material de análisis y de observación. Y, entre las cosas que señalan y que prometen, también se van a ver afectadas las empresas, los consumidores y los organismos que están vinculados a ellos de uno o de otro modo.

Así, uno de los terrenos que se puede llevar un golpe (si entre los pactos y acuerdos de gobierno para Andalucía la fuerza de extrema derecha sale con cierto margen de poder) estaría el de las asociaciones de consumidores. Como ha denunciado en redes sociales Rubén Sánchez, el vicepresidente de Facua, Vox ya ha prometido recortes.

El partido político ha anunciado que eliminará las que ellos consideran "millonarias subvenciones" que recibe la asociación de consumidores Facua. Sánchez, en Twitter, se preguntaba: "por qué Vox tiene tanto interés en que Facua ya no recibe subvenciones. ¿Para intentar que no podamos denunciar fraudes?", pasando después a hacer cábalas políticas de hacía dónde destinarán el dinero que supuestamente no recibirán las asociaciones de consumidores (o esta asociación de consumidores concreta).

Según Vox, Facua recibe dos millones de euros en subvenciones de la Junta de Andalucía. Las cuentas de Facua son públicas y se pueden encontrar en sus memorias anuales. En la Memoria de 2017 los ingresos de la organización de consumidores habían sido de 1.307.622,84 euros, de los que 944.786,32 provenían de las cuotas de los socios y 340.460 de las subvenciones de las administraciones públicas. Ese dinero, según los datos de las cuentas de Facua, provenía del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de la partida del programa para el fomento del asociacionismo. Un artículo de VozPópuli, sin embargo, había localizado ayudas en Andalucía por valor de 1,8 millones de euros entre 2015 y 2017 aunque en este sentido, cabe destacar que la propia asociación ya hizo públicos los ingresos de sus diferentes organizaciones territoriales durante 2017.

El recorte, en todo caso, está vinculado a criterios políticos, ya que, como se puede desprender del tuit de Facua que referencia Sánchez, lo vinculan al que ellos consideran posicionamiento político de izquierdas de la asociación de consumidores.

Facua, la asociación que hace más ruido

También, en cierto modo, posicionarse contra Facua hace que las declaraciones o las amenazas sean más mediáticas. Facua no es, por supuesto, la única asociación de consumidores.

De hecho, existen otros nombres, tanto a nivel estatal como en las diferentes comunidades autónomas, aunque en los últimos años Facua se ha convertido en una de las más mediáticas y reconocidas. Suelen hacer bastante ruido y, sobre todo, suelen estar bastante al filo de los temas polémicos, siendo habitualmente de las primeras asociaciones de consumidores que se posicionan sobre los temas polémicos.

Por qué las asociaciones de consumidores son tan importantes

Pero más allá de esta cuestión, cabe recordar la importancia de las asociaciones de consumidores en el mercado. Incluso las empresas, para quienes las asociaciones de consumidores podrían parecer una suerte de "enemigo", deberían tener en cuenta su importancia y su valor. Las asociaciones de consumidores son, en general, organismos clave en la regulación del mercado.

No se trata solo de que velen por los derechos de los consumidores y que se preocupen porque las compañías no crucen la línea con respecto a ellos, sino que crean también un entorno en el que los consumidores se sienten seguros. Es decir, son elementos clave para generar un estado de confianza, para hacer que los ciudadanos se sientan más cómodos con el entorno en el que se encuentran y que por tanto consuman.

Por tanto, las compañías no deben verlas solo como el policía del mercado (que sí, lo son) sino que además deben recordar siempre que son parte del contrato social que hace que el consumidor se sienta seguro ante ellas. Y, por tanto, incluso aquellos que creen en el mercado desregularizado y en el sálvese quien pueda ante las compañías deberían recordar que para que los consumidores gasten, necesitan confianza.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo