CEF Centro de Estudios Financieros

PATROCINA
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

En la lista de propósitos para el año, es muy probable que muchos marketeros hayan incluido el de buscar un nuevo trabajo o el de hacer algún cambio en su trayectoria profesional. Para muchos responsables de marketing y de recursos humanos, está bastante claro que, hagan lo que hagan, en la suya está la de contratar a nuevos trabajadores y la de fichar talento, teniendo en cuenta de un modo notable que en los próximos meses se van a necesitar profesionales más creativos y que tienen que ampliar sus equipos en esos terrenos.

Las cuentas salen claras en las estimaciones que los diferentes especialistas han hecho sobre la cuestión. Un estudio señalaba, con el cambio del año, que los equipos de marketing van a crecer durante este primer semestre de 2020. Las empresas planean contratar a más profesionales y ampliar sus equipos.

Pero ¿qué deben tener en cuenta las compañías en estos procesos de contratación? ¿Qué es lo que marca la relación entre los equipos de marketing y sus potenciales nuevas incorporaciones?

A lo largo de los años se han ido señalando varias cuestiones, como la falta de talento específico y el hecho de que para algunos perfiles los marketeros tengan que competir con otras industrias con las que es difícil luchar por esos profesionales (por ejemplo, la industria tech). De forma específica, sin embargo, los gestores de equipos de marketing necesitan tener en cuenta ciertas realidades que marcarán la agenda durante 2020, como apuntan en un análisis que recoge Campaign.

La primera de las grandes cuestiones que marcará las contrataciones y la captación de talento este año será la gran incidencia de los cambios. Es decir, durante los próximos meses, es muy probable que se produzcan cambios en las plantillas de las empresas y que además esto ocurra de un modo rápido. Los cambios funcionarán a muchos niveles y en muchas industrias.

En el mercado EMEA, se prevé que el Brexit y sus efectos tengan también un efecto en qué perfiles se contrata, con un peso de los fichajes en los puestos senior y de liderazgo.

El talento tiene el poder

La segunda de las grandes tendencias que marcará el mercado y las contrataciones estará en quién tiene el peso y quién marca el ritmo. Según señalan en el análisis, el poder estará no tanto en las empresas que buscan talento como en los individuos que pueden ser contratados.

Si se tiene talento y si se acumulan las características que las empresas están buscando ahora mismo con mucho interés, se tendrá la sartén por el mango en los procesos de contratación. Dado que la demanda de esos perfiles es muy elevada, quienes encajan se podrán permitir poner sus normas.

¿Qué perfiles son esos que las empresas buscan con pasión e interés? Las compañías quieren empleados con capacidades concretas en gestión de consumidores y también que sean profesionales muy creativos a la hora de solucionar problemas. Ya no se trata solo de contar con ciertas capacidades aprendidas en términos de conocimientos y titulaciones, sino también de ciertas habilidades mucho más sociales.

Los puntos que tiene que activar la compañía

Y, en esa guerra por hacerse con el talento y por fichar a esos profesionales, las empresas deben comprender que no solo tienen que contar con una marca poderosa que destaque o con salarios competitivos, sino que también necesitan posicionarse de un modo atractivo y llamativo.

Los trabajadores quieren empresas flexibles, transparentes y responsables. Además, es cada vez más importante el equilibrio entre la vida privada y la vida profesional (cuya falta, no olvidemos, es una de las razones que han hecho que los trabajadores en marketing acaben bastante quemados).

Pero, igualmente, las empresas deben trabajar ahora en un punto crucial. Si contar con una historia había sido un punto básico para conectar en el pasado con los consumidores (y sigue siéndolo), ahora también lo es para conectar con los potenciales empleados.