PuroMarketing

El buen ritmo alcanzado con la campaña de vacunación, así como los anuncios cada vez más positivos de cara a la progresiva flexibilización de medidas restrictivas, está impactando de manera positiva en el tráfico que reflejan las principales calles comerciales de España, pero aún sin alcanzar la velocidad que sería necesaria para una verdadera reactivación del sector retail.

En estos momentos y según datos propios recogidos y elaborados por TC Group Solutions, las cifras de tráfico exterior durante el mes de junio han subido en el conjunto de España un 9% en relación al mismo mes del año pasado. Sin embargo, el incremento de movimiento en las calles no está teniendo un impacto directo tan claro en las entradas en tienda - y por tanto, en la posibilidad de generar ventas -, ya que la mejoría en este caso es tan sólo de un 2% si se compara con junio de 2020.

El incremento de transeúntes, así como el aún discreto incremento en la llegada de turistas, propicia una tímida reactivación del tejido comercial. Además, y con clara tendencia al alza, la reapertura de fronteras a viajeros provenientes de fuera de la Unión Europea este mes de junio ha llevado a un aumento del tráfico aéreo del 36% según datos de AENA, el gestor aeroportuario, si bien en el aeropuerto de Madrid - Barajas las cifras no han sido tan espectaculares. Curiosamente se trata exactamente del mismo porcentaje de incremento de transeúntes en las zonas comerciales de la capital, un 36% (cifra que está muy por encima de la media española), en contraste con las entradas en tiendas, que sólo mejora en un 10% si se compara con el mismo momento del año pasado.

A pesar de todo, las peores cifras corresponden a Palma de Mallorca, cuyos datos de ocupación del espacio público son un 37% inferiores a lo habitual e incluso 13 puntos más bajas que las registradas durante el mes de junio del 2020, cuando se vivió una tibia desescalada de la pandemia. Las entradas en tienda arrojan una discreta mejora del 6%, la misma que en otras plazas turísticas como la ciudad de Barcelona. Sin duda, el retraso de la llegada del turismo inglés a las Baleares está perjudicando su recuperación, algo que también se nota en Cataluña, donde además inciden otros factores como el hecho de que la vacuna Sputnik siga vetada en la UE y que en este instante se registre un repunte de contagios en Rusia. De todas formas, el margen para la recuperación y el optimismo existen, como se puede ver en Bilbao, donde las cifras de tráfico se sitúan en junio sólo un 11% por debajo de lo normal, con una mejora de entradas en los comercios de un 8%, es decir, 6 puntos superior a la media de toda España.

Para el comercio, en esta fase crucial para su progresiva recuperación, es esencial poder medir en tiempo real el volumen de actividad en las tiendas y conocer los ratios de atracción y de conversión. Está claro que existe una demanda potencial reprimida durante largos meses por causa de la pandemia, pero también que el sector retail debe medir sus esfuerzos para empezar a remontar sin malbaratar en recursos humanos o reservas de producto.

La sana recuperación de los comercios está estrechamente vinculada a la gestión y análisis de datos de alta fiabilidad y a la continua medición de la actividad en las calles y en las tiendas, siempre con el objetivo evidente de maximizar la rentabilidad. En palabras de Ana Botín, presidenta del Santander, pronunciadas en la última reunión del Círculo de Economía en Barcelona, "va a haber una revolución", refiriéndose a los cambios que ya han llegado a muchas empresas y negocios por la digitalización, tanto en la forma de trabajar, de consumir y relacionarse.

Por otra parte, mucho se ha hablado del Fondo de Recuperación Next Generation, inspirado en la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, con un claro enfoque en la digitalización. En el campo del retail no se trata simplemente de actualizar la web, como piensan algunos, sino de aprovechar la ocasión para implantar nuevas tecnologías que permitan mejorar los procesos de gestión, análisis y organización del negocio. El incremento de la eficiencia y la medición de los resultados de forma inmediata constituyen, hoy más que nunca, una necesidad real. En este sentido, TC Group augura que el progresivo aumento de turistas y el empuje al consumo propiciado por las rebajas llevará a una mejoría de la tasa de conversión en el mes de julio.