PuroMarketing

La Unión de Usuarios y Consumidores acusará a Movistar ante la Subsecretaría de Defensa del Consumidor por presunta publicidad engañosa y la posible imposición de un servicio, a raíz de una promoción lanzada por la compañía telefónica.

A principios de mes, la compañía de telefonía celular hizo llegar a sus clientes del plan Ahorro (un mix de abono fijo con prepagos posteriores por el que pagan $35 por mes) una promoción para que conozcan los beneficios del plan Ahorro de la Comunidad Movistar; que costará $ 45. De acuerdo con la carta que se envió por correo a cada usuario, la compañía bonificará los $ 10 adicionales entre uno y otro plan por 60 días.

Una vez cumplido ese plazo, el cliente quedará automáticamente adherido al plan Ahorro Comunidad, a menos que antes llame a la empresa para mantener su plan de siempre. Si el cliente no solicitó permanecer en su plan original, tendrá un aumento de $ 10 en la factura que reciba en dos meses, según consignó La Nación.

Para la Unión de Usuarios y Consumidores, la promoción resulta "una publicidad engañosa", y por eso presentará una denuncia ante la Subsecretaría de Defensa del Consumidor esta semana.

Precisamente esa entidad fue la que logró un fallo a favor para que el Bapro devolviera a dos millones de clientes $ 30 millones por el supuesto cobro indebido de un seguro por robo en cajeros automáticos,

Por otra parte Adelco y el Centro de Educación al Consumidor también catalogaron la acción de "engañosa" y destacaron que resulta "en una imposición de un servicio, lo que no está permitido".

Para Adelco la promoción que lanzó Movistar viola el artículo 35 de la ley de defensa del consumidor en tanto prohíbe "la realización de propuestas que no hayan sido requeridas y generen un recargo automático.

Postura de la empresa
Desde la empresa de telefonía respondieron que "las compañías pueden aumentar sus precios siempre que lo avisen con no menos de 60 días de antelación, como lo establece la resolución novena de la Secretaría de Coordinación Técnica".

También destacaron que "el contrato que firman los clientes permite que la empresa cambie las condiciones, y que el cliente que no acepte el cambio pueda rescindir el contrato".

Horacio Bersten, asesor jurídico de la Unión señaló que "La acción fue hecha por alguien que tiene asesoramiento técnico para evitar que se la catalogue de abusiva, pero lo es. La clave está en el plazo: por un lado le dicen al usuario que puede probar y por el otro, no lo dejan salir después de los 60 días. Es complicado; es engañoso", según declaraciones publicadas por el mismo matutino.

De acuerdo a su argumento se viola la ley de lealtad comercial y el artículo 4 de la ley de defensa del consumidor.

Este último artículo señala que "quienes produzcan, importen, distribuyan o comercialicen cosas o presten servicios deben suministrar a los consumidores o usuarios, en forma cierta y objetiva, información veraz, detallada, eficaz y suficiente sobre las características esenciales de los mismos".