PuroMarketing

Los superoyentes han notado que aumentan los anuncios y la duración de las pausas publicitarias 
Los consumidores reciben aún bien la publicidad en podcasts pero empiezan a quejarse ya del aumento de los anuncios 

El confinamiento tuvo un efecto tirón en el consumo de muchos tipos de contenidos. Lo hizo con el streaming y lo ha hecho también con los podcasts. Una vez que pasaron esos primeros meses y esos encierros en el hogar, las prácticas no han decaído. Los consumidores siguen viendo muchas horas de contenidos de streaming pero también escuchando muchas horas de podcasts.

Un estudio apuntaba que las escuchas de podcasts en español habían subido en el primer semestre en un abrumador 94%. Los oyentes suelen ser además especialmente leales a los programas que siguen y a sus emisiones.

Este crecimiento de las escuchas no ha hecho más que reforzar el interés de los anunciantes en este tipo de contenidos. El tirón ha supuesto un auge de los anuncios sonoros, con un mayor interés de las marcas por este tipo de contenidos y por usar estos canales. Todo ello invita a analizar cómo funcionan los anuncios en podcasts y cómo los reciben los consumidores.

El último estudio sobre publicidad y podcasts llega desde Estados Unidos, donde Ad Results Media, Edison Research y PodcastOne han analizado los patrones de recepción de los anuncios entre los oyentes de podcasts. Las conclusiones generales del estudio son bastante optimistas para los anunciantes.

Los oyentes de podcasts reciben bastante bien los anuncios, una aceptación que además ha subido con el tiempo. El 49% de los oyentes de podcasts asegura que la publicidad es la manera más efectiva de llegar hasta ellos. En 2019, lo era para el 37%.

Más anuncios y los consumidores empiezan a cansarse

Esto ocurre a pesar de que los oyentes empiezan a acusar el aumento de la publicidad y el que las pausas sean más largas. Un 56% de los superoyentes de podcasts (aquellos que escuchan al menos 5 horas semanales de este tipo de contenidos) asegura que han notado un aumento en el volumen de anuncios que tienen los podcasts. Por ello, quizás no sorprende descubrir que las quejas han aumentado. Un 38% de estos superoyentes asegura que los podcasts tienen demasiados anuncios. En 2019, eran el 24%.

Al mismo tiempo, también se registran quejas sobre la duración de las pausas publicitarias. Un 41% de los encuestados apunta que siente que las pausas publicitarias son cada vez más largas.

A pesar de todo, los consumidores-oyentes aún no han empezado a saltarse en masa los anuncios. El estudio apunta que no han notado un aumento en el tipo de comportamientos de salto de publicidad, aunque lanzan un aviso a podcasters y anunciantes para que no crucen la línea del exceso y empujen la balanza en otra dirección.

Los anuncios que mejor funcionan

Como ya habían señalado otros estudios, los anuncios que mejor funcionan son aquellos que leen los propios responsables del podcast. Según este estudio son los que logran un mayor porcentaje (33%) de respuestas que señalan que este tipo de anuncios son a los que prestan más atención.

En general, además, los anuncios tienen todavía un efecto positivo. El 54% de los superoyentes asegura que escuchar un anuncio en un podcast aumenta la probabilidad de que compren ese producto.