PuroMarketing

A través de Twitter podemos obtener toda una instantánea sobre los rumores que rodean el medio teleisivo, los lanzamientos de videojuegos e incluso los nuevos anuncios, pero muchos directivos de medios están muy ocupados para 'tuitear' o incluso entrar al servicio de microblogs.

Esta 'renuncia digital' se constata particularmente entre los "viejos líderes" y directivos de medios tradcionales, que durante la reciente Cumbre de Medios Globales de Reuters manifestaron no sentirse cómodos compartiendo información personal.

Maurice Levy, presidente ejecutivo del grupo de publicidad Publicis, aseguró que Twitter y la red social Facebook sencillamente no eran para él. "Odio la idea de tener que compartir cosas que no son para compartir o son superficiales", dijo en París.

Asimismo, afirmó que tenía en consideración la capacidad profesional de las redes sociales, pero que no necesitaba 'tuitear' para comprender la importancia de Twitter. "Sé cómo se friegan los platos. Y no los friego a menudo", declaró.

Su rival Martin Sorrell, de WPP, que nunca ha rechazado mostrar su punto de vista en televisión, aún no estaba dispuesto a unirse a los 200 millones de usuarios de Twitter. "Ya tengo bastante con responder los correos electrónicos", dijo. "Tengo 66 años, ya estoy mayor para eso", agregó.

Arnaud Nourry, de la editorial francesa Hachette, señalaba que el inconveniente de Twitter era el límite de caracteres, y que por eso prefería Facebook. "Creo que comunicarme mediante textos con tan limitada forma de expresión no es mi estilo", afirmó.

Los directivos de los medios no estaban preparados para emular a cantantes como Lady Gaga, estrellas del deporte como Shaquille O'Neal y Lance Armstrong o personalidades como Stephen Fry a la hora de utilizar estos medios para comunicarse con sus fans, o con los inversores.

El presidente de Hearst Magazines, David Carey, sostuvo que 'tuiteaba' mayoritariamente asuntos corporativos y que dejaba la información personal para su familia y amigos. "No creo que a la mayoría de la gente le interese con quién ceno... o dónde voy a ir de vacaciones", dijo.

Otros usaban Twitter, con sede en San Francisco, para seguir las fuentes de noticias, particularmente a periodistas clave. "Sigo a un gran número de periodistas, pero yo mismo no 'tuiteo'", indicó William Eccleshare, presidente ejecutivo de la compañía de publicidad exterior Clear Channel International.

Twitter está considerando las ofertas para salir a la bolsa para finales de 2012 o 2013, y en octubre estaba valorado en 5.956 millones de euros (8.000 millones de dólares) en los mercados secundarios