PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

LinkedIn es, sin duda, la red social profesional más utilizada del mundo. Los profesionales acuden a esta red social en busca de nuevos e interesantes contactos de su mismo sector, pero, ¿le sacamos todo el provecho que podríamos?

Como en otras muchas plataformas, a veces cometemos el error de pensar que simplemente con abrir nuestro perfil y añadir datos en ella, ya es suficiente para que cumpla su cometido, y no nos planteamos, que si ya en Twitter o en Facebook es relevante tener un perfil perfectamente optimizado y personalizado, en LinkedIn lo es mucho más.

Parte de la importancia de tener nuestro perfil adecuadamente completado es el volumen de usuarios que utilizan LinkedIn(según datos de FindabilityGroup, el 61% de los internautas hacen un uso profesional de LinkedIn , frente al 4% de Twitter y al 22% de Facebook)

Para obtener un mejor rendimiento de nuestros perfiles sociales, en todos, y también, por supuesto, en LinkedIn, es fundamental tener adecuadamente completo nuestro perfil, añadiendo cuantos datos sea posible. No olvidemos que la base de las relaciones profesionales en redes sociales se basan en ofrecer una primera impresión más que positiva, y eso se logra mimando nuestro perfil. Podemos añadir, además de los datos más habituales como el curriculum y nuestra bio algún enlace que deseemos resaltar, bien porque sea un sitio relevante para nosotros o bien porque pertenezcamos a él.

Un perfil de LinkedIn en perfecto estado es crucial, tiene un peso muy grande en las búsquedas en internet, ya que si buscamos el nombre de alguien en internet, de entre los primeros resultados obtendremos su perfil de LinkedIn, es, digamos, el Hall de nuestra reputación.

Es preciso para nosotros contactar con los profesionales adecuados, entrando en su red de contactos e interactuando con ellos de manera habitual mediante los grupos, ya que en cualquier momento podemos ser válidos para cualquiera de ellos a la hora de considerar poner en marcha un nuevo proyecto o, simplemente, incorporarnos a uno ya comenzado.

Al igual que Facebook, en LinkedIn encontramos múltiples aplicaciones para enriquecer nuestro perfil. Estas aplicaciones aportan muchísimo más valor añadido a nuestro perfil al permitirnos incluir mucha más información, como por ejemplo, mostrar a los demás nuestro blog, crear un portfolio o mostrar nuestros tweets en el timeline.

La relevancia de LinkedIn aumenta por momentos, puesto que está siendo la red social que se usa para principalmente para  “cazar” talento para las empresas, no obstante, según los datos aportados por FindabilityGroup, el 50% de las empresas Fortune100 usan LinkedIn para contratar a su personal.

Por lo tanto, dediquemos algo más de tiempo para mimar a nuestro perfil social, puede ser más relevante de lo que pensamos.

Social Media Consultant Community Manager,Content Manager y Blogger Profesional
ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo