PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

La red social Facebook sigue sin convencer a los anunciantes en lo que a la publicidad se refiere puesto que éstos continúan sin saber cómo rentabilizar su negocio en las redes sociales, lo que hace a su vez que la red social de Mark Zuckerberg no logre remontar en bolsa. El problema no parece tener una solución a corto plazo, algo que podría afectar y mucho a la red social con más usuarios del mundo.

A pesar de que muchos expertos coinciden en el inmenso potencial que tienen las redes sociales para la publicidad debido a que atraen a una cantidad ingente de personas, el modelo no acaba de encajar. El problema parece ser el hecho de que no se explota de la manera adecuada.

Desde el punto de vista del profesor del IE Business School Enrique Dans y el vicepresidente de desarrollo de negocio y ventas de Tuenti Alejandro Vázquez-Guillén, el anunciante debe adaptar la publicidad a un cliente que no es habitual y que busca en Internet mensajes personalizados además de poder interactuar con distintas comunidades para así aumentar su información sobre la marca.

Para Pedro Travesedo, director general en España de la empresa de soluciones de publicidad online Mediamind, no se debe “estar por estar” en las redes sociales, es decir, el anunciante sólo debe embarcarse en el mundo digital si cuenta con un plan adaptado a las necesidades del internauta y que a su vez le garantice cierta rentabilidad.

Así, pese a tener casi mil millones de usuario en todo el mundo, Facebook se quedó el pasado viernes en un mínimo en Bolsa de 22,28 dólares, lo que implica su precio más bajo de intercambio de acciones en el tiempo que lleva cotizando en Bolsa. El desplome sucedió después de que la empresa diera a conocer sus primeros resultados empresariales en Bolsa, con pérdidas en el segundo trimestre de 157 millones de dólares. El año anterior en ese mismo periodo las ganancias eran de 240 millones.

Desde el punto de vista de Enrique Dans aún así el potencial de Facebook es inmenso, el problema es que no “venden” un plan de negocio que atraiga realmente a los anunciantes. Para Dans las marcas pueden ser rentables en Internet pero para ello tienen que aplicar nuevas fórmulas que garanticen a los usuarios cierta interactividad, labores que enseñen a los anunciantes a sacar provecho de la publicidad en Internet.

Por otra parte, para Alejandro Vázquez-Guillén, la diferencia entre la publicidad tradicional y la digital es que ésta última favorece la bilateralidad y el diálogo entre consumidor y empresa, además de exigir la creación de productos más creativos e innovadores.

Licenciada en periodismo y con un máster en comunicación. Intento de community manager, apasionada...
Fundación GalaEventos KinépolisESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo