PuroMarketing

En un movimiento que a nadie ha de sorprender, Foursquare va a empezar a ofrecer sus datos a los anunciantes.

Aunque está todavía en proceso de desarrollo, Foursquare está ya presentando un nuevo producto publicitario a agencias digitales, que permitirá a los anunciantes utilizar los datos de Foursquare  de localización y hábitos de los usuarios para sus campañas digitales en espacios comprados a través de plataformas y redes.

Desde su lanzamiento, este será el primer intento de Foursquare de monetizar su producto fuera de su propia aplicación, que es en estos momentos la principal fuente de ingresos. Ese servicio fue lanzado en junio de 2012, un mes después de que la compañía contratara a Steven Rosenblatt para ayudar a monetizar el servicio.

Pero hasta ahora, los ingresos publicitarios de Foursquare sólo han alcanzado el monto de 2 millones de dólares en el año 2012. Una cifra bastante escasa si se pretende justificar la valoración de la empresa que algunos analistas han llegado a calcular en 760 millones de dólares Y esos 2 millones tampoco parece ser suficientes para justificar los 41 millones de dólares en deuda que la compañía ha conseguido para mantener sus operaciones.

El éxito de este nuevo producto dependerá en principal medida del valor que la información y datos de Foursquare tenga para agencias y marcas. De momento, varios ejecutivos, como Ken Allard de la agencia digital Huge, integrante del grupo IPG, ha reconocido que “los datos únicos de Foursquare son de gran valor”. Ian Schafer, CEO de la agencia digital Deep Focus, ha afirmado que Foursquare cuenta con una de las bases de datos más fiables de Internet. Pero otros no han sido tan entusiastas. Un ejecutivo de una agencia comentaba la dificultad de diferenciar los datos de Foursquare de los de Facebook Twitter, o de otras iniciativas como Place IQ.

El movimiento de Foursquare es una muestra del creciente interés por la publicidad basada en localización, donde Facebook y Twitter ofrecen productos similares. Y por supuesto, los teléfonos móviles pueden ser localizados geográficamente gracias a aplicaciones, y los anuncios personalizarse en cuanto a su localización sin necesidad de los datos de Foursquare.

Otro elemento que juega en contra de Foursquare es su bajo número de usuarios. Sus 33 millones son un universo realmente pequeño si lo comparamo con alguno de sus competidores.