Emprendedor. Programador, diseñador y blogger. Experto en medios de comunicación online.
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La compra por recomendación ha existido siempre. Cualquier comprador se siente más tranquilo cuando una fuente confiable respalda la calidad de un artículo, más aún cuando se trata de un producto de alto valor económico o que debe tener una vida útil prolongada. Es el caso de la electrónica, los videojuegos, las herramientas y otros utensilios que se emplean en el día a día. Si en el pasado los compradores buscaban al dependiente de confianza de su cadena de electrodomésticos favorita, ahora los consumidores preguntan en foros y redes sociales para obtener la aprobación de la comunidad antes de tomar una decisión de compra.

En España, tercer país de la Unión Europea en comercio electrónico, casi un 80% de los usuarios de Internet compran online. Y más de la mitad (un 60% aproximadamente según la consultora Ernst & Young) consulta en redes sociales, foros o blogs antes de decantarse por la compra.

Si durante 2010 y 2011 el Facebook Commerce parecía ser una tendencia en alza, 2012 y 2013 han sido los años en los que se han comenzado a consolidar otras plataformas que optan por no mezclar el flujo de información %u2013textos, fotos, comentarios- que generan los amigos con la información sobre la compra. Al fin y al cabo Facebook no fue diseñado para debatir sobre un producto y el trabajo para convertir un "Like" en una compra no está nada claro a pesar de haber sido objeto de sesudos estudios.

Para cubrir esta necesidad de consulta han nacido en los últimos 3 años numerosas plataformas que mezclan lo social con el comercio electrónico para dar lugar al fenómeno del "Social Shopping".

¿En qué consiste? A diferencia de una tienda online al uso en estas redes de compras se potencia la interacción y la generación de contenidos por parte de los mismos usuarios en torno a los productos o servicios que se venden.

La mayoría de estas redes sociales tienen los siguientes puntos en común:

  • Selección de tiendas, marcas o trendsetters (creadores de tendencia) a quienes seguir para configurar lo que se recibe en el muro personal.
  • Posibilidad de aportar valoraciones sobre productos propios o de otras personas.
  • Estructuras piramidales de remuneración que priman a quien más beneficio genera a una tienda o marca.
  • Presencia de expertos o blogueros que tienen cuenta verificada y que actúan como curadores de contenidos para la comunidad. De ellos depende, en gran medida, el éxito de una plataforma de social commerce.
  • Posibilidad de recomendar a otros amigos productos y estar conectados con Facebook y Twitter.
  • Venta directa o redirección a tiendas con las que la plataforma de social shopping tiene un acuerdo de afiliación.

Ejemplos como Fab.com, que basa su éxito, según sus fundadores, en "vender lo que Amazon no vende" o Etsy, que proporciona a artesanos y pequeños creadores la oportunidad de tener una tienda donde vender a cambio de un 3% de la venta realizada, sirven para ilustrar la nueva ola de comercio electrónico social.

Las plataformas de social shopping facilitan, no sólo una compra más barata, cercana, o ajustada a las necesidades de los usuarios sino que ofrecen a las tiendas nuevas fórmulas para llegar exactamente al público que quiere comprar sus productos, ver cómo rinden estos en la comunidad, si son o no compartidos, etcétera.

Son decenas las propuestas interesantes que han aparecido en un par de años en este terreno. A continuación os dejamos algunas de las más destacadas.

The Fancy

Es la red de social commerce que mayor notoriedad está teniendo en los últimos meses entre el público que busca productos de diseño orientados a un público masculino con nivel adquisitivo medio-alto . Con unos ingresos aproximados de 75.000 dólares semanales y una inversión inicial en el proyecto que suma ya los 44 millones de dólares, The Fancy se presenta como un nuevo escaparate virtual en el que los usuarios pueden comprar productos, reservar hoteles, viajes, recomendar artículos, etc. Lo más destacado es que ofrece a sus usuarios la posibilidad de ganar comisión al compartir enlaces de productos que se vendan. A finales de 2012 se rumoreó que Apple estaba interesado en su compra. 

Opensky

La diferencia con The Fancy es que aquí son los creadores de tendencias los que tienen una mayor facilidad para recomendar productos. De igual forma, estos expertos en un sector son los que se benefician si recomiendan productos que consiguen éxito entre el resto de los usuarios. Las listas de deseos o los comentarios suman valor en esta red.

Luvocrazy

Hace pocas semanas Marissa Mayer y Google Ventures, entre otros inversores, anunciaron que impulsaban esta iniciativa con 11 millones de dólares. Al más puro estilo Pinterest, Luvocrazy nos ofrece galerías con infinidad de productos organizados en categorías que los usuarios pueden comprar y recomendar productos subidos por ellos mismos o por otros usuarios. Importante: todo lo que se publique debe estar a la venta. Puede resultar un poco molesto el sistema de notificaciones que, casi a diario, te envía un newsletter con los productos que ha seleccionado uno de sus curadores de contenido.

Moodyo

Esta red de social shopping se basa en la venta de productos de tiendas externas pero también de tiendas propias con productos en exclusiva. Los usuarios pueden personalizar los contenidos de la plataforma según sus intereses mediante un sistema de seguimiento similar a Twitter que se aplica a usuarios y tiendas. Los usuarios más activos pueden ser prescriptores de contenido y, al igual que los blogueros que decidan colaborar con la plataforma, obtener una cuenta verificada que, entre otros beneficios, les ayuda a crear rápidamente una comunidad de usuarios interesados en sus gustos. Tiene un sistema de gamificación a través del cual se obtienen insignias y "Mooneys", una moneda virtual que, según sus creadores, próximamente se podrá cambiar por productos o servicios.

Pinterest

Inspiración y creatividad son las detonantes de esta red pionera en el sector. Sin duda se lleva la palma en cuanto a audiencia, con casi 30 millones de usuarios registrados. Pinterest ha marcado un antes y un después en el diseño de las plataformas de social shopping con la creación de los tableros. Este recurso que, en un principio, puede no atraer a todos los usuarios, ha acabado por convertirse en una tendencia a la hora de crear interfaces para mostrar múltiples elementos de forma visual. Se ha convertido en la plataforma líder a la hora de inspirar a los usuarios en temas como la cocina o de la decoración. Aunque enfocado a compras (en tiendas externas) lo hace en menor medida que el resto de redes.

Nuji

Una vez más, los usuarios de esta red social de compras se pueden beneficiar de ofertas y descuentos al recomendar una determinada marca. Aunque fue una de las primeras en comenzar a aportar contenido de calidad al estilo The Fancy, en el último año se ha notado cierto estancamiento en la evolución de la plataforma.

Fab

Lanzada en 2011 al mercado, Fab se centra en la venta online de productos de diseño que pueden usarse en la vida cotidiana. Si buscas muebles realmente originales, ésta es tu plataforma. En su corta vida se ha convertido en la referencia del sector de los artículos de calidad con una estética innovadora y, sobre todo, exclusiva. Captan las tendencias de mayor éxito así como los diseñadores que están empezando a tener un nombre. Para ellos precisamente organizan concursos en los que seleccionan a los más brillantes para vender en su plataforma.

Etsy

Se basa principalmente en la venta y muestra de productos "vintage", artesanos o aquellos que son fruto de la corriente "DIY" (Do It Yourself) algo que, en principio, podría parecer que limita en cierto modo a su público pero que, en la práctica, no es un obstáculo para que Etsy sea la web de moda para encontrar productos realmente originales e interesantes. Ofrecen una mayor sensación de comunidad que otras redes al ofrecer talleres y foros a los usuarios. Cada tienda puede personalizarse. Permite criterios de búsqueda como por "Color", por "Categorías" o por "Tiendas Locales", donde el usuario puede buscar por ciudad y por producto.

Wish.com

Es una de las plataformas más enfocada a la moda, decoración o cocina. Prestan especial importancia a las listas de deseos y se orienta, sobre todo, a mujeres. Entre los criterios de búsqueda de productos encuentras buscar "por rebajas" y por rango de precios. Un plus para los amantes de los chollos. 

Emprendedor. Programador, diseñador y blogger. Experto en medios de comunicación online.
ESERP Business SchoolFlyeralarmDataCentricCEFExaprintIEBSCEFUniversidad Pompeu Fabra Medianzo