PuroMarketing

Tomando como titular la frase que a través de facebook nos deja nuestro amigo Carlos Otero, nos sumergimos de lleno en la actualidad de redes sociales como Twitter, donde el Papa Francisco I pretende aunar esfuerzos para conectar con los católicos en todo el mundo. Pero no sólo eso, sino que además, es a través de la propia red social desde la cual, el pontífice parece que también pretende aliviar el castigo de los fieles por sus pecados.

Tal y como apuntan desde el periódico The Guardian, y según la Publicación " Vatican's Sacred Apostolic Penitentiary", el propio Papa parece que se dispondrá a ofrecer  "indulgencias" en un acto especial para sus seguidores en la red social de micrologging, con el objetivo de reducir la pena de sus pecados y como consecuencia eludir a los fieles arrepentidos del purgatorio. Aunque este tipo de "indulgencias" suelen ser ofrecidas pro el propio pontífice en persona, esta sería la primera vez en la historia que un medio de comunicación como las redes sociales, sea utilizado con este objetivo a pesar de que Enya en 1931, el Papa Pío XI trabajó con el inventor italiano Guglielmo Marconi, para establecer la actual radio del Vaticano.

El Papa Francisco I, continua así el legado su antecesor, Benedicto XVI, quién en diciembre del pasado año, anunciaba la presencia del máximo representante de la Iglesia católica en Twitter a través de la cuenta @Pontifex, en una decisión sin precedentes que acaparó la atención de innumerables medios. En aquel momento y según el propio vaticano, éste nuevo perfil pretendía servir para alcanzar el objetivo de "dar mayor alcance al mensaje evangélico" y que este pudiera tener una mayor difusión llegando al mayor número de personas posibles. Sin embargo, ahora todo parece indicar que el uso dado a este perfil social se amplía para ofrecer  "indulgencias" a sus fieles.

Si muchos ya consideraban la figura de Jesús quizás como la de "el mejor marketero" de todos los tiempos, la Iglesia Cristiana no ha querido perder la oportunidad de estar a la altura de las grandes empresas y marcas con millones de fans y seguidores. Incluso algunos han llegado a considerar a la propia Iglesia como la mejor empresa de Social Media de todos los tiempos. Y como no podría ser menos, era de esperar que el máximo representante de esta Iglesia, como auténtico gurú religioso, estuviera a la altura lanzando nuevas "ofertas y promociones" irresistibles como esta que ahora es ofrecida a todos sus fieles seguidores.