PuroMarketing

Usos razonables del borrado de tweets

Borrar tweets es una práctica muy controvertida, pero a pesar de ello  puede tener usos interesantes para las empresas, que pueden llegar a usarlo como una estrategia. De esas prácticas surge "Twitterspiritr", una aplicación creada por Pierre Legrain para borrar de manera automática los tweets. Añadiendo un simple hastag se programa la desaparición del tweet del timeline.

Para usar la aplicación, basta con darse de alta, autorizarla a que lea y publique en tu cuenta y empezar a funcionar. Si en el tweet añadimos un hastag como #12m, #4h ó #3d, el sistema borrará el tweet a los doce minutos, cuatro horas o tres días respectivamente.

Pero, ¿es realmente una práctica saludable publicar y borrar tweets? ¿Es válida como estrategia? El debate está encendido desde hace meses y dependerá del buen uso o no que se haga de esta recurso. En parte porque es difícil que cualquier contenido publicado en Internet desaparezca fácilmente. Cualquiera que se mueva un poco más rápido podrá hacer una captura de pantalla antes de que se borre y hacerse con el control de lo publicado. Además, borrando contenido lanzamos un mensaje muy claro: "Me he equivocado".

En el terreno público y especialmente político, la cuestión es más delicada. Existen incluso páginas como Politwoops, creado por la Fundación Sunlight, que recogen una lista de tweets publicados por políticos norteamericanos y que rápidamente fueron borrados. Pero no sólo eso, además recoge la fecha y hora en que fueron borrados y cuánto tiempo estuvieron a la vista de todos.

Sin embargo, existen posibles usos menos controvertidos de los que empresas, organismos públicos e incluso particulares pueden utilizar:

  • Ofrecer descuentos puntuales a los seguidores de Twitter que automáticamente desaparecen después de un tiempo determinado.
  • Los meteorólogos pueden evitar que las alarmas de tormenta sean retuiteadas cuando el peligro ha pasado ya.
  • Cualquier usuario puede twittear su presencia en un evento o en una ciudad concreta para localizar amigos o seguidores y borrarlo cuando ya no esté allí.

"Twitterspirit", cuyo nombre ya es significativo, se ha creado, al igual que su predecesora Efemr, usando la API de Twitter. El tiempo dirá si la compañía permite que continúe.