PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

Según los datos que se desprenden del último barómetro Twitter elaborado por Press Cutting Service, Obama y Rajoy presentan el mismo grado de actividad en Twitter. El objetivo de este estudio es el de analizar la actividad de los principales líderes políticos mundiales en este red social.

Estas conclusiones han sido posibles gracias al seguimiento de los perfiles oficiales de los dirigentes de los países integrantes del G20 y donde con 38,5 millones de seguidores Barack Obama se sitúa como el líder del ranking por número de seguidores. En el caso del presidente español, Mariano Rajoy, ocupa la décimo segunda posición de esta misma lista. Al margen de estos datos, cabría destacar los resultados del reciente análisis de MailOnline, que determinaba que más de 19,5 millones de los 39,6 millones de los seguidores del presidente americano eran falsos. 

Sin embargo, y según los datos de este nuevo estudio, ambos mantienen una actividad similar en relación al número de tweets y mensajes publicados. El dirigente español, Mariano Rajoy, comparte con Barack Obama el 4º puesto de los más activos en la red social, con 201 tweets publicados cada uno. Actividad que contrasta con la nula actividad del presidente de la República Francesa, François Hollande, o Park Geun-hye, la presidenta de Corea del Sur, últimos de esta clasificación. 

Estos datos y comparaciones tal vez carezcan de verdadero valor si tenemos en cuenta otros aspectos relacionados y mucho más profundos. Hablar de seguidores o actividad, puede que no tenga mucho sentido cuando la mayoría de nuestros políticos sólo utilizan las redes sociales con fines partidistas. 

En el ambiente político, suele ser habitual recurrir a todo tipo de estrategias de comunicación y marketing dirigidas al gran público y a los ciudadanos. En muchas ocasiones los medios son utilizados como herramientas de propaganda e incluso utilizados como campo de batalla donde se suceden e intercambian todo tipo mensajes con carácter sociopolítico. No sorprende por ello a nadie, que los políticos expriman su ingenio en las redes sociales para 'rascar' votos.

Las redes sociales en internet se han convertido en un nuevo objetivo para intentar establecer nuevas estrategias de comunicación. Así pues, la batalla política se ha trasladado a la red y con ella, la rivalidad entre los grandes partidos que ahora intentan demostrar su hegemonía a través de los medios sociales.

Al margen de que los datos nos hablen de cierta actividad, o que existan políticos verdaderamente activos, el papel de los líderes no es el mismo dado que su cargo de responsabilidad está sujeto a otro tipo de condiciones y circunstancias, que conllevan por ejemplo a que ni realmente sean sociales, ni interactúen de verdad, ni respondan a los mensajes de sus seguidores y ni mucho menos, sean quienes de verdad estén al otro lado de su perfil en redes sociales. 

En compresible por ello que pensemos que es preferible dediquen su tiempo a solucionar problemas y asuntos mayores que a estar siempre pendientes de sus cuentas de Twitter. Es por ello que sus perfiles en las redes sociales se reducen a espacios testimoniales que se limitan a mostrarnos o informarnos de algunas de sus actividades y compromisos sociales gestionados por terceras personas o equipos de marketing y social media. La actividad de los líderes políticos en los social media es puro espejismo. 

Dicho esto, no busquemos confundir con aquello de que son realmente sociales o que su actividad es frenética sólo para fortalecer su imagen o intentar hacernos creer que nuestros líderes escuchan, dialogan y participan como los demás, porque no es verdad, e incluso a veces, como en otras tantas ocasiones, ni están ni se les esperan. 

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo