PuroMarketing

Twitter se perfila como el termómetro de la conversación social, el fiel reflejo de los intereses y motivaciones de los usuarios de a pie. Una actividad que también se aplica a los telespectadores, mostrando su percepción frente al contenido que muestra la televisión. Ello ha propiciado que Twitter haya influido decisivamente en el modo en que vemos la televisión, proporcionando una herramienta para interactuar con los programas en tiempo real, y con ello en el futuro inmediato de la televisión.

Bienvenidos a la televisión instantánea

Twitter da la posibilidad a los espectadores de que participen e intervengan activamente de la programación televisiva. En tiempo real pueden enviar sus mensajes, publicar sus sugerencias y transmitir su opinión o valoraciones sobre lo que están viendo. De este modo, el programa recibe en el momento un valioso feedback sobre el contenido que está emitiendo, y puede reaccionar en tiempo real, así como reconducir el cauce de dicho programa en la dirección que le indica su público. Algo especialmente valioso en los reallities, quienes gracias a esta plataforma social son capaces de mantener la atención de su audiencia, y aumentar su compromiso con el programa. Nielsen indica que los tuits ya influyen en los ratings de la mitad de los programas de televisión, así como en el 29% de las series.

La publicidad será más específica y orientada

Nielsen indica que el 80% de los espectadores utiliza su dispositivo móvil como segunda pantalla mientras está frente al televisor. Una actividad 2.0 en la que Twitter tiene mucho que decir. Según Maheu, portavoz de Twitter, el 95% de esta actividad 2.0 en torno a la televisión tiene lugar en la plataforma de microblogging. Un hecho que puede beneficiar a las marcas, dado que esta red social tiene la capacidad de mostrar los anuncios de una marca exclusivamente a los espectadores de un programa concreto. Se trata de un modo de utilizar el medio online para incentivar la actividad televisiva, y desarrollar estrategias combinadas entre ambos soportes. 

El uso del hashtag se convierte en la pieza clave del engagement en televisión

No basta con que los usuarios sigan la actividad de un determinado programa en Twitter; para saber qué piensan realmente es necesario moverles a la acción. Aquí entra en juego la creatividad del programa, y su capacidad para lanzar propuestas dinámicas y creativas, que les lleven a participar. De este modo se podrá conocer con mayor certeza el impacto de la televisión en la audiencia, y con ello poder actuar en consecuencia y adaptarse a sus necesidades. Poner un hashtag en la pantalla aumenta entre 2 y 10 veces el volumen de cada tuit; mientras que la creatividad de los tuits emitidos durante la emisión pueden aumentar entre 3 y 10 veces el número de followers y volumen de RT.

Ya podemos registrar casos de éxito en este sentido, como es el caso de Factor X, quien consiguió un aumento del 600% en su actividad tuitera, llegando a registrar 20 mil tuits por minuto. También es loable el éxito de Beauty Report, que llegó a ser trending topic.

Definitivamente, Twitter ha cambiado el modo en que vemos y nos comportamos frente a la televisión. Incluso ha dado sus primeros pasos para convertirse en nuestro mando a distancia. A principios de octubre se daba a conocer el acuerdo entre la empresa líder de televisión por cable en Estados Unidos, Comcast y la plataforma de microblogging, con el fin de introducir una nueva función en el servicio. Así nacía "See it", que permitirá conectar a los usuarios de Twitter directamente con el programa de televisión que deseen ver. Gracias a él, los clientes de Comcast podrán elegir el programa que quieran ver, sintonizándolo directamente desde su dispositivo móvil, o incluso grabarlo. Todo un avance en dirección a la simbiosis Twitter-Televisión.