PuroMarketing

A principios de noviembre Instagram daba a conocer al mundo la posibilidad de insertar publicidad. Una novedad de la que las marcas están comenzando a ver los primeros beneficios. Según sus datos, las acciones publicitarias en esta aplicación móvil para compartir fotos y vídeos de forma creativa comienzan a dar resultados positivos. 

La propia plataforma se ha encargado de medir la repercusión de estos anuncios, en cuatro marcas distintas. Un análisis que se ha efectuado en base a términos como notoriedad, engagement o alcance de la campaña, dejando de lado los Likes, comentarios o shares.

Concretamente, Instagram indica que Ben & Jerry's podría haber llegado a cerca de 10 millones de usuarios (9,8) de Estados Unidos en apenas 8 días de campaña. Un alcance que ha superado con creces el número de seguidores que esta marca posee en esta plataforma, concretamente 30 veces más (334.016). De otra parte, la campaña de imágenes de Levi's se estima que ha alcanzado a 7,4 millones de personas; lo que implica 48 veces sus fans en Instagram (155.709).

Los datos de la plataforma indican asimismo que la frecuencia en la repetición de los impactos favorece el recuerdo de la marca. De media, la tasa de recuerdo del anuncio fue en aumento a medida que los usuarios se encontraron más expuestos a la publicidad, hasta alcanzar los 32 puntos. Un efecto que también repercutió en la notoriedad de marca, aumentando hasta 10 puntos.Concretamente, en el caso de Levi's, una cuarta parte de los usuarios que visionaron imágenes de otras marcas recordaban el anuncio de esta firma.

Tal como indica Instagram, la efectividad de la publicidad en su plataforma revierte especialmente en notoriedad y reconocimiento para la marca. Cualidades que, unidas al poderoso atractivo de la imagen, permiten asociar la marca a las cualidades y valores positivos de la estrategia de comunicación. Como ejemplo práctico, Ben & Jerry's indica que, tras lanzar la campaña de presentación en Instagram de su nuevo helado, el 17% de los usuarios de esta plataforma conocían el nuevo producto y fueron capaces de asociarlo a la marca. 

Otra de sus grandes ventajas es la segmentación de su alcance. Gran parte de los 230 millones de usuarios de Instagram son jóvenes de entre 18 y 35 años, un nicho de mercado especialmente activo en los Social Media. 

Pese al gran éxito de su lanzamiento, la plataforma pretende ser realista, indicando que estos resultados también se han visto favorecidos dada la novedad del formato. En cualquier caso, Instagram apuesta por el contenido de calidad, con una imagen cuidada, y por ofrecer publicidad de tal modo que no interrumpa la experiencia de usuario. Así, éste tiene la posibilidad de ocultar los anuncios fácilmente.