PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

Cada plataforma social posee unas características propias, que la hacen única. De ahí la necesidad de estudiarlas, y analizar el comportamiento de sus usuarios; tanto el lenguaje empleado, como el contenido o el tipo de interacciones que en ellas se registran.

Existen importantes diferencias sociodemográficas entre las distintas redes sociales. En algunas de ellas encontraremos preferiblemente a usuarios jóvenes, mientras que otras tienen un marcado carácter femenino, o bien, se utilizan principalmente para hacer negocios.

Independientemente de cuál sea la plataforma donde vayamos a actuar, es necesario diseñar una estrategia de actuación, bien planificada, adaptada a los objetivos previstos, y a las características inherentes a la red social en cuestión. No es en absoluto aconsejable extrapolar el mismo plan estratégico para cualquier canal 2.0, por las obvias razones que argumentábamos anteriormente.

Para poder conocer mejor cada red social y, en consecuencia, planificar una estrategia adecuada, el informe de BI Intelligence nos muestra los datos más característicos en cuanto al perfil de usuario de las más populares:

El público más activo de Facebook es femenino. En Estados Unidos la diferencia es de un 10% respecto a los varones. Otro punto a favor de las féminas es que destacan por ser las usuarias más activas del entorno 2.0.

Facebook se perfila también como la red social todavía preferida por el público más joven. Pese a que en varias ocasiones hemos puesto de manifiesto la tendencia por parte de estos usuarios a dejar de lado a la red de Mark Zuckerberg, parece haber experimentado un repunte. Los datos de BI Intelligence indican que cerca de la mitad de los adolescentes utiliza Facebook más que el año pasado. Asimismo, esta red destaca por contar mayor número de usuarios jóvenes que accede a diario, que las demás plataformas.

Instagram continúa encandilando a los jóvenes. Este año, Piper Jaffray ha destacado en dos ocasiones a esta red como la más importante para este sector de la población. Una batalla que ha ganado frente a Facebook y Twitter. Sus datos muestran además que el 83% de los jóvenes pertenecientes a hogares con mayores recursos económicos está en Instagram.

LinkedIn es ya más popular que Twitter entre la población adulta en Estados Unidos. Ocupa un lugar preferencial entre los usuarios de 30 a 49 años, quienes se encuentran en la etapa más importante de su trayectoria profesional. Destaca que gran parte de sus miembros registrados posee un nivel cultural elevado.

Twitter decanta la balanza hacia el público masculino. Pese a haberse caracterizado siempre por un reparto equitativo, el perfil masculino comienza a destacar en el reino de los 140 caracteres. Según Pew, solo el 15% de las mujeres tiene cuenta registrada en Twitter, frente al 22% de los varones.

YouTube ha conseguido situarse como una fuente preferencial de contenido audiovisual. Hasta el punto de que ya acumula más usuarios de entre 18 y 34 años que cualquier canal de televisión por cable. Nielsen indica que cerca de la mitad de ellos accedió a esta plataforma entre finales de 2013 y los primeros meses de este año.

Snapchat es un servicio eminentemente dirigido a jóvenes. El 60% de sus usuarios registrados tiene entre 18 y 24 años. Un porcentaje sustancialmente más elevado que el que encontramos en Instagram (28%).

Tal como se puede apreciar, cada red social es un mundo, con sus propias reglas, habitado por distinta población. Por ello, para conquistar estos mundos, es necesario aprender y respetar sus costumbres; con el fin de formar parte integrante de cada comunidad, y a partir de ahí poder desarrollar una presencia online efectiva.

be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo