PuroMarketing

La teoría de la moda pasajera de las redes sociales queda en evidencia
Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...

Estamos a punto de cerrar un nuevo año, e irremediablemente hacemos balance sobre qué hemos aprendido, estrategias que han funcionado, y cuáles son las tendencias que se mantendrán en el venidero 2015.

Si algo es común en los últimos años, es el constante desarrollo de las redes sociales, que han evolucionado con el fin de adaptarse a las necesidades y hábitos de los usuarios, con el fin de convertirse en imprescindibles, arrastrando con ello a las marcas. Una realidad que ya podemos dar por materializada, aunque nunca faltaron incrédulos y detractores que se negaran a aceptar la evidencia.

Ante la eclosión de las redes sociales, hubo quienes se apresuraron a decir que se trataba de una moda pasajera, que su utilidad estaba sobrevalorada, y no se trataba más que de un boom como el de las .com. Sin embargo, 10 años después ahí están, demostrando su efectividad. No escasean los datos y estudios que se apresuran a demostrar las ventajas de las redes sociales como herramienta de marketing, que no de ventas. Su capacidad para conectar directamente con el público objetivo no tiene rival. Las redes sociales reportan otros beneficios indirectos, tales como el aumento de la notoriedad de marca, o el engagement con los clientes.

Y es que su función nunca fue la de vender, por más que se empeñaran las marcas, sino la de conectar a personas con personas. Para eso nacieron, y en eso han demostrado su efectividad. Gracias a ello, han conseguido conferir a las marcas una dimensión hasta entonces impensable: su humanidad.

Dicha humanización ha provocado que millones y millones de persones apuesten por ellas, les den su voto de confianza públicamente y las acojan como parte de su entorno; de su selecto grupo de contactos. ¿En qué momento las marcas llegaron a pensar que los clientes las aceptarían como "amigos"? ¿o que se dirigieran directamente a ellas? ¿y poder conversar en tiempo real? Se trata de un hito histórico en la comunicación, que no habría sido posible sin la existencia de las redes sociales.

Un tipo de comunicación cuya trascendencia podría asemejarse a la del correo electrónico. Con las ventajas de mayor inmediatez y facilidad. A ello han contribuido sobremanera los dispositivos móviles. ShareThis reflejaba en agosto un incremento del 30% en la cantidad de contenido que los usuarios compartían en las redes sociales, a través de los dispositivos móviles.

Incluso los amantes del SEO han tenido que reverenciar el poder de las redes sociales, a la hora de escalar posiciones en Google. Ya hace más de un año que SearchMetrics ubicaba a los canales 2.0 como 7 de los 10 factores que más influyen en el SEO. Y es que las redes sociales son el indicativo perfecto de qué es lo que funciona en internet, qué es lo que realmente atrae a los usuarios; el mejor referente para posicionar un contenido frente a otro en los resultados de búsqueda.

Por tanto, las redes sociales no son humo, sino una realidad consolidada. Un canal efectivo que permite la comunicación bidireccional entre la marca y sus clientes, conocer sus opiniones, sus sentimientos, expectativas y modo en que la marca puede mejorar y ganarse su confianza.

Asimismo, esta actividad 2.0 ha convertido a los clientes en los mejores prescriptores de las marcas. La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos; y en este caso, la trascendencia de sus opiniones no conoce límites; y todo ello gracias a las redes sociales. ¿Tiene cabida seguir hablando entonces de humo en los Social Media?

Consultoría de Branding Personal y Reputación Online. Social Media Manager de @Ready4Social. Periodista...