PuroMarketing

La palabras utilizadas en las redes sociales pueden ser un indicador fiable para analizar la personalidad de los internautas

Desde su creación, las redes sociales se han configurado como nexos de unión entre internautas de diversa índole. Unas plataformas que los investigadores en ciencias sociales utilizan para analizar diversos aspectos de la sociedad, entre los que destacan la personalidad, la diversidad de culturas o incluso el estado de salud de los usuarios de redes sociales en función del lenguaje que utilizan en ellas.

En concreto, un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Pennsylvania se encargó de analizar el vocabulario utilizado en redes sociales por una muestra determinada de personas, estableciendo como principal conclusión en el mismo que el lenguaje utilizado determina la personalidad, el sexo y la edad de los internautas.

En este sentido, uno de los realizadores de la investigación Andy Schwartz, sostuvo que existen ciertas palabras y ciertas frases plasmadas en las redes sociales que pueden proporcionar nuevos y detallados conocimientos. Entre los mismos destaca la tendencia de los hombres a utilizar los adjetivos posesivos en las redes sociales, como "mi" a la hora de mencionar a sus esposas o novias. Una presencia que no destaca entre el lenguaje que utilizan las mujeres a la hora de hablar de sus parejas

Así, estos investigadores han encontrado que las palabras utilizadas en las redes sociales, pueden ser un indicador fiable para analizar la personalidad de los internautas. De hecho, en un estudio publicado por el Journal of Personality and Social Psychology los investigadores utilizaron algoritmos predictivos del lenguaje en Facebook para crear evaluaciones de personalidad a escala diferentes. Estos modelos basados en los rasgos del lenguaje de la audiencia eran coincidentes con las menciones de personalidad y las interacciones de los participantes.

En paralelo, otro estudio llevado a cabo por la revista Evaluation concluyó que los usuarios de Facebook utilizan un lenguaje abierto en esta red social. En concreto, los investigadores generaron nubes de palabras que ilustran visualmente los rasgos de la personalidad de los usuarios de esta plataforma, como la extroversión, amabilidad, responsabilidad y estabilidad emocional, los cuales se relacionaron con el lenguaje utilizado por los usuarios.

Así, las personas más tendentes hacia la neurosis, dice el estudio publicado por esta revista, son más propensas a utilizar palabras como tristeza, soledad, miedo o dolor en sus comunicaciones en las redes sociales.

Las redes sociales y la salud

Otra investigación llamativa a partir de las publicaciones realizadas por los usuarios en redes sociales es la que determina el uso de los tuits y su relación con el padecimiento por parte de los usuarios de determinadas enfermedades del corazón. En este sentido, la publicación responsable de la investigación Psychological Science, encuentra que a partir del lenguaje utilizado en Twitter se puede predecir el riesgo de enfermedades del corazón o tratar los factores de padecimiento de estas patologías de los usuarios,

De hecho, sus responsables sostienen que el lenguaje asociado a la ira, a las emociones negativas y a la separación de la sociedad se vinculaba a los usuarios de esta plataforma que presentaban mayores tasas de enfermedades cardiacas. Sin embargo, desde esta publicación sostienen que las redes sociales no son entornos de riesgo de los usuarios sino que pueden servir para analizar las probabilidades que estos tienen de padecer una enfermedad de este tipo en función a su comportamiento y actitud.

Diferencias culturales

Igualmente, las redes sociales también han permitido a los investigadores llevar a cabo análisis sobre las similitudes y diferencias que existen entre las distintas culturas del mundo. Es lo que se desprende de una investigación de la Universidad de Melbourne, en la que se estudian las variaciones del uso del lenguaje en Twitter según la procedencia de los usuarios.

Así, esta investigación llevó a cabo un estudio en profundidad de las publicaciones de los tuiteros de ocho países (Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, India, Singapur, México y España), en dos idiomas (inglés y español) llegando a la conclusión que según su país de procedencia los usuarios utilizaba en esta red social distintos emoticonos, lo que se relacionaba con sus actitudes ante la vida y marcaba una diferencia cultural según el país de procedencia de los usuarios.