PuroMarketing

El runrún estaba presente desde hacía tiempo en los comideros de las redes sociales y con el renovar de la semana se ha confirmado: Twitter se ha aliado con Foursquare, pacto con el que la red social de los 140 caracteres será capaz de mejorar su función de geolocalización de tuits tanto en sus aplicaciones móviles como en la versión web de la plataforma.

La noticia se ha hecho pública en la propia cuenta de la compañía en la red social del pajarito. Un breve y conciso mensaje, como no podía ser de otra manera, en el que se deja claro que próximamente los usuarios de Twitter tendrán la posibilidad de etiquetar específicamente los contenidos que publiquen en esta plataforma con las localizaciones exactas desde donde las llevan a cabo. Todo ello gracias a la asociación que desde ahora mantiene con Foursquare.

Con el acuerdo, es posible que Twitter abandone su actual modo de funcionamiento geolocalizador de tuits. El mismo está basado en la obtención de las coordinadas de los usuarios en base a los sensores con los que cuentan los dispositivos móviles. De modo que en función de cuáles son estos, al dispositivo le es asignada una ubicación determinada.

De este modo, a partir de ahora los usuarios tuiteros únicamente tendrán que tocar el botón de ubicación de la red social para obtener una lista de posibles lugares que se encuentren próximos a ellos y se seleccionará aquel que considere que se encuentra más específicamente.

Igualmente, Twitter incorpora novedades a los usuarios con este pacto con Foursquare, pues a partir de ahora cualquier seguidor podrá acceder a aquellos tuits que hayan sido publicados con esa misma geolocalización. Un método muy eficaz para valorar un establecimiento determinado, saber qué tipo de público acude a él y acceder con facilidad a su catálogo de precios y opiniones de otros usuarios.

Este nuevo servicio de localización es muy fácil y sencillo de utilizar. Sin embargo, Twitter ya ha habilitado una función específica al respecto mediante la cual cuenta con las explicaciones pertinentes que permiten a los usuarios incluir sin dificultades las ubicaciones de sus tuits. Se trata de su centro de asistencia, en el que la inclusión de las ubicaciones y geolocalizaciones de los usuarios será la nueva batalla con la que lidiar de técnicos y profesionales.

Apuesta por la segmentación y la monetización

La alianza entre Twitter y Foursquare, líder indiscutible en la localización de lugares de interés, responde a una apuesta clara de la compañía de la red de microblogging para aumentar sus posibilidades de negocio y dar entrada a nuevos capitales e inversores a través de la publicidad. Ello se debe a los datos que aporta la geolocalización en lo que respecta a la segmentación de públicos, gustos e intereses de los mismos así como a la valoración que los usuarios realizan de los lugares que visitan.

Así, la monetización y la segmentación publicitaria se harán más efectivas a través del acuerdo con Foursquare, pues los anunciantes tendrán también la posibilidad de filtrar los tuits publicados en base a unas determinadas ubicaciones específicas. De hecho, está previsto que las redes sociales basadas en la localización crezcan imperiosamente en los próximos ejercicios. Así, en 2016 el 90% de los smartphones contarán con tecnología GPS añadida. De este resultado, está previsto que el marketing basado en la geolocalización de los usuarios supere una inversión de más de 9.000 millones de dólares en 2017.

Movimiento dentro de una estrategia mayor

Una estrategia con la que Twitter deja constancia de que no se puede estar presente en todos los nichos de mercado individualmente, por lo que está creando interesantes sinergias en torno a la geolocalización. Una de las más sonadas fue la compra, el pasado verano, de la start-up Mitro, conocida por configurarse como una extensión para el navegador web que permite a los usuarios almacenar y compartir contraseñas.

En este sentido, son claras las coincidencias con el gigante social Facebook, que comenzó mucho antes la andadura geolocalizadora con la compra de varias aplicaciones y abriendo la posibilidad a los usuarios de marcas esta información en sus respectivas publicaciones en la red social generalista más famosa y extendida del mundo.

Por su parte, Foursaquare también sale bien parado del acuerdo, del que no se conoce cifra económica. Y es que esta red social está tratando de recuperar terreno después de dividirse en dos plataformas diferentes, movimiento táctico que no ha generado los resultados previstos a la compañía. Así, esta ha pasado de ocupar el puesto 44 en la lista de aplicaciones de descarga en la Apple store en 2011 a ser el puesto 923 en 2014, según datos de comScore.