PuroMarketing

Ha pasado ya más de una década desde que un joven universitario, excéntrico y solitario, pusiera en marcha, no sin controversias, una red social llamada Facebook. La iniciativa se ha convertido en una plataforma cuya cuenta de usuarios está próxima a alcanzar los 1.500 millones de internautas. Una capacidad de retención de la atención de los usuarios a través de esta herramienta que las empresas y las marcas no deberían dejar escapar.

Al menos, en lo que respecta a sus estrategias para potenciar el comercio electrónico. Es lo que se desprende de la última investigación llevada a cabo por la compañía G/O Digital's en la que se concluye que un uso correcto de la red social de Mark Zuckerberg puede convertirse en la clave del éxito de muchas iniciativas que funcionan a través del universo online, potenciando así el tan manido social commerce.

En este sentido, el influjo de esta plataforma social de tipo generalista se ubica básicamente en su capacidad de mover tráfico web hacia las páginas corporativas o comercios electrónicos de las empresas que se anuncian en ella, ya sea a través del pago patrocinado de anuncios o bien a través de las fan pages de la compañía. Así, esta investigación sostiene que más de la mitad de los consumidores (en concreto, el 51%) reconocen haber visitado un sitio web, ya sea a través del PC o de dispositivos móviles, tras conocerlo a través de Facebook.

El estudio también revela el comportamiento, especialmente utilitarista, de los seguidores de esta red social y, por tanto, según los responsables del mismo, de los usuarios de redes sociales. Así, el aumento del tráfico web de las empresas que se anuncian en esta plataforma está motivado, en gran medida, a través de las publicaciones que llevan a cabo las marcas y, específicamente, de aquellas que contienen descuentos o incentivos similares.

De hecho, tal y como sostienen los resultados de este estudio, seis de cada diez usuarios de Facebook aseguran que la publicación de cupones descuentos, ofertas o promociones incluyen en ellos a la hora de hacer "clic" sobre un anuncio que les dirija al sitio web de una empresa o institución que se encuentra presente en esta red social.

La importancia de Facebook para las pymes

En la misma línea, el estudio también establece una correlación positiva entre las redes sociales, y en concreto Facebook, y el desarrollo del comercio electrónico de iniciativas empresariales pequeñas (pymes) y de emprendedores. De hecho, tal y como muestra el documento publicado por esta compañía, el 73% de los usuarios de la plataforma social de Mark Zuckerberg dice que esta red social es el espacio en el que esperan encontrar mayor actividad por parte de las marcas y de los anunciantes de este tipo.

Unos resultados que para Raghav Mathur, vicepresidente de G/S Digital's, demuestran que las redes sociales, y especialmente Facebook, "cuentan con tanta influencia sobre las intenciones de compra de los usuarios, si no más, que el SEO, el pago por clic o el marketing móvil" especialmente en lo que respecta a las pequeñas empresas y a las empresas de tamaño medio.

Comportamiento utilitarista de la audiencia

Sin embargo, el estudio revela que Facebook no es la panacea del comercio electrónico y que las empresas que decidan apostar por esta plataforma social han de planificar sus estrategias de social media marketing. Ello se debe al comportamiento, de carácter utilitarista, de los usuarios de este medio social.

Así, y subrayando la condición de los internautas a clicar sobre los anuncios de las empresas que contengan ofertas o descuentos (solo un 15% de ellos rechaza los testimonios, fotos o vídeos que les invitan a hacer clic sobre ellos) su actitud no es tan proactiva hacia las marcas como en un primer momento pudiera resultar. Así, solo el 34% de los encuestados sostiene que prefiere los anuncios de Facebook a otros medios para orientarse en función de sus intereses y un porcentaje aun menor, el 15% asegura que permitiría a Facebook conocer una ubicación exacta de donde se encuentra.

Es por ello que las palabras del responsable de la empresa no sorprendan a la hora de sostener que "el camino hacia el éxito en Facebook no es una tarea fácil y requiere un plan bien pensada, que equilibre tanto la calidad del contenido como la publicidad dirigida". "Es por eso que la construcción de una estrategia basada en un enfoque a largo plazo del ROI debe estar centrada en el cliente, no es un singular campaña", ha finalizado.