PuroMarketing

El que resiste, gana. Con esta frase mítica Camilo José Cela constaba sus victorias personales y profesionales en el tan manido y competitivo mundo literario. Sin embargo, la frase no puede aplicarse a todos los ámbitos de conocimiento y estos días nos hemos despertado con una cesión importante de Facebook, la red social hegemónica por naturaleza.

La misma es que la compañía liderada por Mark Zuckerberg va a dar la posibilidad a sus usuarios de que publiquen archivos GIF animados, un formato al que esta plataforma social siempre se había negado a dar cabida. Esta actitud respondía al pensamiento de la empresa, que sostenía que si permitía que se realizasen actualizaciones de estado a través de ellos, el feed de noticias resultaría caótica.

Aunque nadie niega la mayor en este sentido, lo cierto es que Facebook ha cedido a estos contenidos, posiblemente motivada por la infinidad de memes que son compartidos por los usuarios. Sin embargo, al final la todopoderosa red social ha cedido a la presión de los usuarios, que reconocen amar este tipo de archivos.

En concreto, al referirnos a los GIF estamos haciendo alusión a aquellos archivos con animación que pese a que no destacan por su calidad, son objeto de multitud de ocurrencias y bromas. Unos contenidos que a partir de ahora podrán ser publicados y difundidos a través de Facebook.

Aunque los amantes de estos contenidos no pueden estar del todo satisfechos ya que, de momento, la función únicamente está disponible para los usuarios, no así para el resto de perfiles y páginas de empresa. Ello se debe a que Facebook prefiere promover estos contenidos de manera escalonada, y por tanto efectiva. De modo que esperará todavía unas semanas para implementarlos al completo.

Funcionamiento de los GIF

Pero, ¿cómo se prueban estos contenidos tan demandados entre los seguidores de esta red social? Para probarlos basta con pegar en la caja de actualización de cada perfil de usuario un enlace con un archivo de estas características, subido por cualquier otro usuario de la web y que se encuentre en otro sitio de Internet. Una vez dado este paso, Facebook permitirá incluir un texto personalizado y a continuación únicamente bastará con darle a publicar.

Aunque por el momento Facebook no permite subir los archivos en formato GIF de manera directa sí pueden subirse a la red social fotografías, a las que se incluya el enlace en el que esté incluido este tipo de archivo. Una limitación que probablemente se subsanará con el tiempo, como bien han llevado a cabo otras redes sociales, tales son los casos de Twitter o de Goolge+.

Finalmente, hay que tener en cuenta que al igual que sucede con los vídeos, en el caso de los GIF publicados en Facebook estos se reproducirán de manera automática, a no ser que el usuario indique lo contrario a través de las opciones personalizadas de su cuenta. Del mismo modo, reiteramos que por el momento estos contenidos solo están disponibles para las páginas personales. Los grupos o las empresas han de esperar para darse este capricho.