PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

En la guerra por hacerse con la mejor parte de la tarta publicitaria online, las redes sociales están probando a jugar con diferentes armas, con las que intentan convertirse en la opción más completa (y por tanto más atractiva) para los anunciantes. Las diferentes compañías del mundo del social media intentan acumular fuentes de datos que les permitan segmentar a las audiencias de una forma que vaya más allá de simplemente la información directa que ellos tienen. Quieren que los perfiles que pueden ofrecer a los anunciantes sean lo más completos posible, con el detalle más específico posible sobre el consumidor al que las marcas quieren conquistar.

Y en esta carrera, las diferentes redes sociales han ido presentando diferentes añadidos y distintas mejoras que han ido incorporando a sus servicios. La última en anunciar un movimiento ha sido Twitter, que se ha reposicionado en el mercado de la publicidad móvil (un mercado con gran potencial y que está en proceso de crecimiento) ofreciendo segmentar la publicidad empleando para ello datos sobre el uso que los consumidores hacen de sus dispositivos.

Ahora, Twitter permitirá a los anunciantes segmentar la publicidad basándose en las aplicaciones que los consumidores tienen en sus terminales o, como explica Deepak Rao, product manager en la compañía, en una actualización en el blog corporativo, "una nueva herramienta que permite a los anunciantes de la app llegar a los usuarios basándose en las categorías de las apps que tienen instaladas en sus dispositivos o las que creemos que podrían interesarles".

La funcionalidad se puede combinar con las habituales capacidades de segmentación que emplean las redes sociales, como palabra clave, idioma o localización geográfica, para así poder hacer una apuesta más específica por un nicho concreto.

Twitter también empezará a dar más datos sobre cómo funcionan las campañas. Los anunciantes podrán acceder a más datos sobre las categorías de aplicaciones que tienen los consumidores instaladas en sus dispositivos móviles, tanto si usan o no estas categorías a la hora de segmentar a sus potenciales consumidores.

Twitter llevaba desde el pasado mes de noviembre recopilando información sobre qué aplicaciones descargan sus usuarios y por tanto sobre sus hábitos en materia de uso de apps en sus smartphones o tabletas. Esos datos son los que ahora le servirán para ser más eficientes vendiendo publicidad.

Twitter, la presión por hacerse con el anunciante

La compañía tiene que captar a los anunciantes. Esta realidad marca las decisiones de las firmas del mundo de internet pero, en el caso de Twitter, viene marcada además por el hecho de que en la última presentación de resultados tuvo que reducir previsiones para cierre de año ya que no está obteniendo la respuesta esperada a sus nuevos formatos publicitarios.

Y, además, el entorno de las redes sociales es un mundo especialmente competitivo, en el que todos los jugadores están lanzando productos y servicios publicitarios (a cada cual más complejo y completo) para hacerse con el anunciante y convertirse en el destino de su inversión publicitaria.

Facebook es quien lidera la carrera, especialmente en el terreno móvil, aunque lo cierto es que cada vez son más las competidoras que están entrando en la batalla de la publicidad social. En el último año, por ejemplo, Pinterest e Instagram también se lanzaron al mercado de la publicidad en redes sociales y presentaron productos que permiten llegar a los consumidores empleando sus servicios como plataforma.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo