PuroMarketing

La red social permitirá incluir anuncios en pre-roll en los vídeos que se suban a la plataforma

La gran carrera publicitaria a la que se están enfrentando las empresas en estos momentos en internet es la carrera del vídeo. Los consumidores están viendo cada vez más vídeos online, lo que está creando unas condiciones mucho más positivas y favorables para este tipo de contenidos. Y, a medida que se produce más y más demanda, más son las empresas que están intentando rentabilizar ese interés y convertirlo en un elemento a su favor a la hora de transmitir mensajes de marca.

Las firmas están creando sus propios vídeos y, sobre todo, empleando los vídeos de otros para llegar al mercado. La publicidad en vídeo es por tanto uno de los elementos que más está creciendo y uno por los que más están apostando las compañías online para encontrar nuevas fuentes de ingresos.

La compañía en anunciar una toma de posiciones en ese segmento y en intentar así hacerse con un fragmento de la tarta de la publicidad en vídeo ha sido Twitter. Twitter acaba de anunciar que incorporará publicidad en vídeo en pre-roll en sus timelines. La compañía acaba de presentar la funcionalidad en un evento en Nueva York y la ha introducido como una nueva opción para los medios que emplean la red social.

Estos podrán monetizar los vídeos que suben directamente a la misma incluyendo este tipo de anuncios. Los consumidores - espectadores verán los anuncios antes de acceder al vídeo, como sucede cuando ven un contenido en YouTube o en muchos medios online. Twitter ya ha cerrado acuerdos con 200 medios de comunicación y productores de vídeo para probar la funcionalidad.

Aunque muchos de los medios y servicios online que están incluyendo publicidad en pre-roll en vídeo permiten saltarse los anuncios, no está aún muy claro si Twitter también permitirá incorporar esta funcionalidad.

30% para Twitter

Los ingresos que generen estos vídeos se repartirán entre los editores y la propia Twitter. De forma oficial, Twitter no dejó todavía claro cuándo dinero de los ingresos publicitarios asociados corresponderá a unos y a otros aunque las filtraciones ya han hecho el trabajo por ellos.

Según explicaban fuentes cercanas al servicio a Re/Code, Twitter se quedará con el 30% de los ingresos publicitarios. De este modo, el medio se quedará con el 70% de los ingresos publicitarios restantes. La cifra es mucho más favorable para los productores de contenidos que las que ofrecen otros jugadores destacados en este mercado. Google solo le da a los responsables del contenido el 45% de los ingresos publicitarios asociados a sus vídeos.

La guerra de los vídeos

Este punto podría ser el que hiciese que Twitter se posicionase de una forma destacada frente a otros competidores en este emergente mercado de los contenidos en vídeo y la publicidad asociada, aunque sin embargo le queda aún mucho camino por recorrer para convertirse en un contendiente con el peso que pueden tener los líderes del mercado.

YouTube, la plataforma de vídeo de Google, es la que tiene una mayor cuota de mercado con diferencia y la que los consumidores emplean de forma generalizada para consumir este tipo de contenido. Facebook se incorporó mucho más tarde a la guerra del vídeo, aunque sin embargo está consiguiendo muy buenas posiciones y amortizando muy bien sus movimientos. La red social ha logrado atraer el interés de los consumidores y está mostrando cifras de crecimiento notables, especialmente en el terreno móvil.

Facebook también ha estado experimentando con la publicidad asociada a vídeos, aunque por el momento lo está haciendo de forma más bien discreta (las marcas con las que se está trabajando son pocas) y con formatos publicitarios que no son los que suelen generar más impactos. Facebook ha señalado en varias ocasiones que no quiere incorporar publicidad pre-roll, lo que le empuja a probar con otros formatos y le lleva a rechazar el formato que ahora mismo está consiguiendo los mejores resultados para las marcas.